Oferta de compra

Verizon ultima la compra de Yahoo por 5.000 millones de Dólares

La compañía de móviles Verizon toma la delantera en la lucha por conseguir hacerse con la empresa de software

Imagen que muestra un cartel con el logotipo de Yahoo!.
Imagen que muestra un cartel con el logotipo de Yahoo!. EFE

La empresa de software Yahoo se concentra en intentar vender su principal fuente de negocio a la compañía estadounidense de telecomunicaciones Verizon después de revisar la oferta final recibida esta semana según fuentes relacionadas con la operación.

Según Roger Entner, un analista de Recon Analytics "nadie saldría tan beneficiado de una compra de Yahoo como Verizon. "Expandiría la base de consumidores de publicidad de la empresa en 200 millones de nuevos visitantes".

En caso de conseguir llegar a un acuerdo, Verizon dispararía su negocio en la web, AOL, adquirido por la compañía estadounidense el año pasado por 4.400 millones de dólares. 

Gracias al acceso a la tecnología de la herramienta de publicidad de Yahoo, para Entner "Verizon conseguiría muchos más datos de usuarios para hacer los anuncios más personalizados, estarían en más sitios y con anuncios de mayor calidad". Además, el trato daría la posibilidad a Verizon de acceder a más facetas de Yahoo, como el buscador, el correo, el chat y a sus propiedades inmobiliarias.

El trato supondría además el final de Yahoo como una compañía en activo, dejándola únicamente como la propietaria del 35,5% de las acciones de Yahoo Japón y del 15% de la compañía china de e-commerce Ali Baba.

Yahoo ve a Verizon como el comprador que puede poner más dinero sobre la mesa, pero las negociaciones continúan y aún no hay un acuerdo en firme. Fuentes cercanas a la maniobra sugieren que la oferta podría rondar los 5.000 millones de Dólares.

Las acciones de Yahoo aumentaron un 0,4% hasta los 38 Dólares mientras que las de Verizon subieron un 0,6%, valiendo 55,71.

La decadencia de Yahoo

La compañía nacida en los albores de internet y la era de los portales inició a principios de año un doloroso plan de ajustes, que incluía no solo el despido del 15% de su plantilla, 1.600 empleados (la multinacional ya había pasado de tener 14.000 trabajadores en 2012 a 10.700 tras el ajuste), sino también el cierre de sus oficinas en Madrid, Dubái, Buenos Aires, Milán y México DF.

En la presentación esta semana de los resultados del segundo trimestre de la compañía, anunciaba unas pérdidas netas por valor de 440 millones de dólares, que se sumaban a las de 99,2 millones del primer trimestre y a las del ejercicio de 2015 que acabó para la empresa con números rojos por valor de 4.359 millones de Dólares. 

Normas