Crónica de los mercados

El sector bancario sube gracias a Draghi pero el Ibex necesita más

El reclamo de Draghi de un mayor apoyo público a la banca ha trasladado la euforia al sector en Europa. Aunque los bancos han animado a las Bolsas, las subidas han sido casi imperceptibles.

ibex 35
La Bolsa española espera el discurso de Mario Draghi. EFE

“Los mercados se encuentran en un entorno volátil y de mayor incertidumbre tras el referéndum”. Así daba inicio Draghi a su comparecencia después de haber presidido la primera reunión del BCE desde que Reino Unido decidiera salirse de la Unión Europea. El banquero alemán, que ha mantenido sin cambios su política monetaria, ha traído un pequeño soplo de aire fresco para las Bolsas europeas que, aunque han seguido su discurso con un tono pesimista, finalmente han acabado sucumbiendo a las ganancias.

Pese a que el escenario geopolítico sigue siendo delicado para Europa y el futuro de Gran Bretaña continúa marcado por la incertidumbre, los mercados tratan de buscar algún catalizador que los haga olvidar el pesimismo que impera en el continente. Los resultados empresariales están siendo uno de ellos, pero no parecen suficientes para recuperar el terreno perdido desde el pasado 23 de junio, fecha en la que los ciudadanos británicos decidieron romper definitivamente las relaciones con Bruselas. Por ello, Mario Draghi ha tratado de lanzar un guiño a los mercados a través de su discurso. El presidente del BCE ha asegurado que los bancos europeos se encuentran “en una situación mucho mejor que en 2009” a pesar del impacto del brexit. Además, Draghi ha reclamado un mayor apoyo público a este sector. Con estas palabras, la euforia ha alcanzado a los bancos europeos y han animado a las cotizaciones de las Bolsas, que habían iniciado la jornada dubitativas a la espera de las medidas del banquero italiano.

IBEX 35 8.625,80 1,67%

Aunque el optimismo inicial se ha acabado moderando a medida que ha transcurrido la sesión, las entidades italianas y portuguesas –las que afrontan un periodo más convulso– se han hecho con el liderazgo en Europa y han impulsado a las cotizaciones de sus Bolsas y del resto de parqués del continente. Así, el signo positivo se ha trasladado rápidamente a la banca española, el sector con mayor peso en el Ibex 35, y ha permitido que el parqué acabe con un leve ascenso. El selectivo, que afrontaba una sesión sin apenas movimientos, ha acabado finalmente con una subida del 0,09%, hasta los 8.583,6 puntos. A este ascenso han contribuido entidades como Popular (+3,83%), CaixaBank (+1,86%), Santander (+1,31%) o BBVA (+0,96%). Sin embargo, este alza no ha sido suficiente para poder avanzar y dejar atrás la barrera de los 8.500 puntos.

En el resto del continente, los principales índices europeos han mantenido el mismo comportamiento que el selectivo español: pérdidas iniciales, optimismo a media sesión y un menor impulso al cierre. Así, el Mib italiano ha avanzado un 0,4%, el Dax alemán se ha revalorizado un 0,3% y el Cac francés ha acabado plano. Por su parte, el Footise británico se ha dejado un 0,2%. Este sentimiento se ha trasladado también al otro lado del Atlántico, donde los índices en Wall Street también se han movido de manera errática. Así, al cierre de las Bolsas en Europa, el Dow Jones caía un 0,11%, el S&P avanzaba un 0,01% y el Nasdaq subía un 0,08%.

En el mercado de deuda, la jornada ha estado marcada por el éxito de los bonos españoles. Y es que el Tesoro Público ha colocado 3.077 millones de euros, dentro del rango previsto de entre 2.500 y 3.500 millones de euros, en bonos a tres y cinco años y obligaciones a 30 años. El organismo ha conseguido vender los bonos a tres años a tipos negativos por primera vez en la historia y también ha abaratado el coste de los papeles a cinco y 30 años con respecto a las pujas anteriores. Aunque España ya había “cobrado” a los inversores en numerosas ocasiones por la adquisición de letras a corto plazo, la subasta de hoy ha supuesto un paso más, ya que el Tesoro nunca había emitido con intereses negativos en los títulos a medio plazo. Con ello, el interés del bono español a 10 años ha pasado del 1,15% de la víspera hasta el 1,11%. Por su parte, la prima de riesgo ha caído hasta los 112 puntos básicos desde los 116 del miércoles.

En el mercado de divisas, el euro se ha depreciado, aunque modestamente, y ha acabado cotizando en los 1,09 dólares. "Como resultado de las novedades tan limitadas a las que ha contribuido el BCE, el euro se ha movido muy modestamente. Ante este contexto, no esperamos que se lleven a cabo nuevas medidas por parte del BCE hasta por lo menos la reunión de septiembre", señala Enrique Díaz-Alvarez, director de riesgos de Ebury, la empresa especializada en intercambio de divisas. 

Normas
Entra en El País para participar