Fraude bancario

Detienen a un directivo de HSBC por una presunta operación irregular

El acusado hizo un mal uso de la información que les había proporcionado uno de sus clientes para convertir 3.500 millones de dólares en libras británicas.

Un alto directivo de HSBC Holdings ha sido detenido y acusado junto a un ex ejecutivo de divisas por participar en un plan para anticiparse a una operación de un cliente que emitió una orden por unos 3.500 millones de dólares.

Los acusados de dicha operación irregular son Mark Johnson, jefe global de HSBC de comercio de divisas en efectivo en Londres, y Stuart Scott, su ex jefe de operaciones de divisas en efectivo para Europa, Oriente Medio y África.

Según los fiscales, ambos ejecutivos, de nacionalidad británica, hicieron un mal uso de la información que les había proporcionado uno de sus clientes para convertir 3.500 millones de dólares en libras británicas a través de una venta que tenía prevista una compañía subsidiaria del banco. Johnson, de 50 años, y Scott, de 43 años, utilizaron así información privilegiada para adelantarse a la compra de la libra esterlina, generando un aumento en el precio de la moneda y mayores costes para el cliente de HSBC.

“Los acusados han traicionado, supuestamente, la confianza de sus clientes, y de manera corrupta han manipulad el mercado de divisas para beneficio propio y de su banco,“ aseguró el fiscal Leslie Caldwell en un comunicado. En total, se estima que HSBC generó unas ganancias de ocho millones de dólares con la transacción.

El principal acusado, Johnson, ha sido detenido en el aeropuerto internacional John F. Kennedy y tendrá que comparecer mañana a declarar. Por su parte, Scott aún no ha sido arrestado.

Normas