Fiscalidad

Hacienda estudia un pago anticipado mínimo y permanente del 20% en Sociedades

Será el próximo Gobierno quien debe activar la medida

El ministro de Hacienda y Administraciones públicas en funciones, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Administraciones públicas en funciones, Cristóbal Montoro. EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) publicó hoy su informe sobre el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y alertó de un deterioro preocupante de la situación de las cuentas públicas. Según el organismo supervisor, el déficit público de España cerrará este año entre el 4,1% y el 4,7% del PIB, lejos del 3,6% que estableció el Gobierno en el programa de estabilidad y también por encima del 3,9% que previsiblemente exigirá la Comisión Europea.

El intervalo entre el 4,1% y el 4,7% estimado por la Airef radica en si finalmente entrarán en vigor las propuestas planteadas por el Gobierno ante Bruselas para corregir la situación. La principal es la recuperación de un tipo mínimo sobre el resultado contable en los pagos a cuenta que afectaría a grandes empresas. Hacienda estima que esta medida podría elevar la recaudación en 6.000 millones este año si entrara en vigor en los pagos de octubre y diciembre. Fuentes de la Airef señalaron que la idea de Hacienda es fijar un gravamen mínimo sobre el resultado contable del 20% frente al 12% vigente hasta 2015. Incluso podría ser superior al 20%. La reforma fiscal aprobada por el Gobierno contemplaba la retirada de los tipos incrementados y del gravamen mínimo en los pagos fraccionados a partir de enero, lo que ha hundido la recaudación. El efecto ha sido mucho mayor del previsto por Hacienda y, por ello, ahora se plantea revertir tal medida. Fuentes de la Airef señalaron que, a diferencia de lo anunciado por el Gobierno, el pago mínimo en Sociedades se aplicaría de forma permanente. Esto significa que el efecto equivale a una subida fiscal.

Sin embargo, será el próximo Gobierno quien debe activar esta medida y, por lo tanto, no está garantizado que el pago fraccionado mínimo pueda entre en vigor en octubre. Es posible que solo se aplique en diciembre o ya el próximo ejercicio. Fuentes de la Airef señalaron que, incluso en el supuesto de que Hacienda pudiera fijar ya en octubre un tipo mínimo del 20%, la recaudación sería inferior a la prevista por el Gobierno.

De hecho, el informe de la Airef destila un tono negativo en la medida en que el déficit público se moverá en niveles muy elevados. En el mejor de los casos, el desfase será del 4,1% si todas las medidas de ajuste se aplican y tienen el efecto estimado. Sin embargo, la Airef se muestra reticente. Por ejemplo, el Gobierno anunció en abril un acuerdo de no disponibilidad de 2.000 millones, sin embargo, la el organismo supervisor señala que quedan por aplicar todavía 400 millones y señala que buena parte de este ajuste depende de empresas públicas, lo que genera ciertas dudas. Por otra parte, el Gobierno trasladó a Bruselas que hoy se cerrará el presupuesto, cuatro meses antes de lo previsto. Una medida que persigue controlar el gasto. Aun así, fuentes de la Airef se muestran escépticas sobre el ahorro que pueda generar esta medida.

Así, resulta más probable que el déficit se acerque al 4,7% que al 4,1%. Y, en cualquier caso, ambas cifras superan el 3,6% previsto por el Gobierno. El informe presentado por la Autoridad Fiscal será recogido por Bruselas para fijar la nueva senda de consolidación fiscal. En principio, la Comisión Europea barajaba fijar un límite del 3,9%, aunque se podría ampliar si se tiene en cuenta el informe pesimista de la Airef.

Por nivel de Administración, la peor situación respecto a los objetivos se mantiene en la Seguridad Social, donde el déficit alcanzará el 1,6% frente al límite del 0,9%. Ello ya dejó de ser noticia hace algún tiempo. La novedad del informe radica sobre todo en el deterioro de la Administración central que, según la Airef, registrará un desfase entre el 2,1% y el 2,7%, en función de la aplicación o no del establecimiento de un pago mínimo. Ambas cifra superan el límite del 1,8% fijado en el programa de estabilidad.

En el caso de las comunidades autónomas, la Airef prevé un desfase del 0,8% del PIB, sólo una décima por encima del objetivo. En este caso, se registra una mejora por el incremento de los recursos del sistema de financiación. Como en informes anteriores, la Airef recomienda que se establezcan objetivos de déficit diferenciados porque hay comunidades que están en disposición cerrar con un desfase mucho menor que el límite. Sin embargo, apurarán el margen que les ofrece Hacienda. Y, al mismo tiempo, hay comunidades autónomas que no tienen ninguna posibilidad de cumplir.

Los ayuntamientos se mantienen como la administración más saneada, aunque la Airef alerta de n descenso del superávit fiscal por diversos efectos como al retirada de los tipos incrementados del IBI.

 

 

Normas