Editorial

La mora de la banca retrocede

La morosidad de los créditos concedidos por las entidades financieras en España ha caído al 9,84% en el mes de mayo, lo que supone su nivel más bajo desde junio de 2012. Los datos, de carácter provisional y hechos públicos ayer por el Banco de España, contrastan con los registrados hace solo un año, cuando la tasa de morosidad de la banca se situaba en el 11,42%, o de 2013, cuando era del 13,6%. Esa caída se ha producido a pesar del descenso del volumen agregado de crédito del sector, que en términos interanuales se ha reducido algo más del 5%. En un año, los créditos dudosos han disminuido un 18%.

Pese a que la mora del sector financiero en España sigue siendo una de las más altas de Europa, como recordaba ayer el gobernador del Banco de España, Luis Marís Linde, los datos conocidos ayer constituyen una buena noticia y apuntan a una mayor cultura de control de riesgo en el sector, pese a la tentación de una mayor búsqueda de rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés. Pese a las facilidades crediticias aportadas por el BCE para potenciar la concesión de crédito a particulares y empresas, este sigue cayendo en España, lo que se explica por los temores de la demanda a endedudarse en una coyuntura económica en la que todavía persisten muchos factores de incertidumbre.

Normas