Operación tecnológica

La japonesa Softbank compra ARM Holdings por 29.000 millones

Una empleada de Softbank
Una empleada de Softbank

Megaoperación tecnológica. El grupo japonés SoftBank quiere reforzarse en el millonario negocio móvil y ayer anunció que ha alcanzado un acuerdo de compra de la compañía británica ARM Holdings, cuya tecnología de procesadores para teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos es de las más avanzadas del mundo. La operación, la mayor protagonizada en ReinoUnido desde el brexit, asciende a 24.300 millones de libras (unos 29.000 millones de euros). Según los términos del acuerdo, los accionistas de la compañía británica recibirán 17 libras en efectivo por cada título de la empresa en su poder, lo que representa una prima del 43% con respecto al precio de cierre de las acciones de ARM el pasado viernes.

El consejo de esta firma, que ha contado con el asesoramiento de Goldman Sachs International y Lazard, consideró “justos y razonables” las condiciones de la transacción, por lo que recomendarán “unánimemente” a los accionistas que aprueben la operación. La empresa nipona de telecomunicaciones e internet prevé cerrar la compra el próximo 30 de septiembre. SoftBank financiará parte de la adquisición con un préstamo de 1 billón de yenes (8.575 millones de euros)del banco japonés Mizuho.

ARM, con sede en Cambridge, es considerada la joya tecnológica del Reino Unido. La compañía es líder mundial en el diseño de microchips para smartphones y su tecnología es utilizada por Samsung, Huawei, Apple, LG, o Sony. El año pasado se vendieron unos 15 millones de unidades de chips en todo el mundo basados en su tecnología.

Complemento estratégico

“ARM será un complemento estratégico excelente para SoftBank”, dijo el presidente y consejero delegado de la japonesa, Masayoshi Son. El directivo aclaró que la compra, una de las mayores de una empresa extranjera por parte de otra japonesa, les permitirá expandir su presencia en el negocio del internet de las cosas. Son añadió que la inversión –que también es la mayor que hace SoftBank (en 2013 pagó 22.000 millones de dólares por una participación de control en el operador de telefonía móvil Sprint)– subraya el fuerte compromiso de su empresa con el Reino Unido.

“Espero que ARM se convierta en un pilar fundamental de la estrategia de crecimiento de SoftBank en los próximos años”, insistió. El grupo nipón aseguró que mantendrá a la alta dirección de la compañía, reforzará su marca, dejará la sede en Cambridge y duplicará su plantilla, de 3.975 empleados. En las últimas semanas, SoftBank ha puesto en marcha planes para reforzar su liquidez con la venta de activos, como un paquete de acciones en el gigante chino Alibaba. Por su parte, ARM, que fue fundada en 1990 y que ayer subió un 40,87% en la Bolsa de Londres, cerró la compra de Apical, especializada en soluciones de imagen para dispositivos, por unos 350 millones de dólares.

La reacción política no se hizo esperar. El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, destacó que la operación muestra que Gran Bretaña sigue siendo “atractiva” para la inversión tras el brexit. “La decisión de SoftBank confirma que seguimos siendo uno de los destinos más atractivos para los inversores a nivel mundial para crear empleo y riqueza”, dijo. Con la caída de la libra, los analistas avanzan una ola de adquisiciones extranjeras en el país.

El 95% de ‘smartphones’ lleva la tecnología de ARM

El movimiento de SoftBank resulta inteligente, según muchos analistas. El español Jaime García Cantero resume en tres las razones por las que la firma ha comprado ARM. La más obvia, dice, es que busca ser un player global huyendo del estancamiento de la economía japonesa. “Desde que compró el 70% de Sprint está presente en EE UU y con esta compra ampliaría su cobertura y diversificaría del negocio telco”. Además, en su opinión ARM, cuya tecnología es utilizada hoy por el 95% de los smartphones del mundo, va a jugar un papel crucial en la nueva gran ola tecnológica que es el internet de las cosas. “En ese entorno de cosas conectadas es crítico el bajo consumo y la eficiencia de los procesadores, y ahí la arquitectura de ARM no tiene rival. Su tecnología es mucho más eficiente que la de Intel [consume menos batería y ofrece mejor rendimiento] y por eso se adapta mejor a entornos móviles”, destaca. La tecnología de ARM es utilizada hoy por fabricantes de procesadores como Qualcomm y MediaTek para crear sus chips que van dentro de múltiples dispositivos.

La última razón habría que buscarla en otra gran tendencia tecnológica:la inteligencia artificial: “ARM se ha posicionado en este segmento estratégico con la compra de Apical, una firma especializada en la inteligencia aplicada al reconocimiento de imágenes”.

Aunque la depreciación de la libra no sería una razón para la compra, sí la habría impulsado. Aunque, según el presidente y fundador de SoftBank,“no utilizamos esto como una oportunidad para comprar más barato. El brexit no nos brindó ningún descuento”, indicó.

Normas