Entrevista

Ordieres: “El equipo humano es el mayor activo de las empresas”

El presidente del grupo Infarco es licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid y MBA por Eseune Business School. Está al frente de la firma farmacéutica desde 2006

Ordieres: “El equipo humano es el mayor activo de las empresas”

Enrique Ordieres (Bilbao, 1963) es una figura reconocida en el sector farmacéutico nacional. Desde que asumió la presidencia de Infarco en 2006, ha sabido convertir un laboratorio de referencia como Cinfa en un grupo con dos ejes fundamentales: diversificación e internacionalización, que le ha llevado a países como Alemania o Estados Unidos.

 

Pregunta. ¿Cómo entiende el liderazgo? ¿Qué cualidades configuran a un buen líder?

Respuesta. Lo veo como la capacidad que tiene una persona de poder influir positivamente en los demás, en su comportamiento diario o a la hora de tomar una decisión. Las cualidades pueden ser muchas y diferentes en función del estilo del líder, pero en estos momentos hay una que me parece fundamental: la honestidad. También creo que es importante la implicación en la compañía, así como la capacidad de motivar y transmitir ilusión. Todas las habilidades que se relacionan con las personas son importantes. El mayor activo que tienen las empresas es el equipo humano y gestionarlo de manera positiva es vital.

P. ¿Dónde aprendió y adquirió estas habilidades de liderazgo?

R. Me parece un poco pretencioso dar por hecho que las tengo; lo que sí intento es mejorar cada día. Creo que se aprende de las vivencias que uno tiene a lo largo de su vida y, en este caso, el papel de la familia y de las personas que intervienen en la formación de uno mismo son esenciales. En ambos sentidos pienso que he sido afortunado en la vida. Me han aportado mucho las personas que me han rodeado, tanto en el ámbito familiar y personal como en el profesional.

P. ¿Tiene un modelo de líder? ¿De quién ha aprendido más para serlo?

R. No tengo un modelo único. Hay características que me gustan de diferentes personas. Valoro especialmente la discreción. En este sentido, hay muchas personas que han influido en mi manera de ser, pero si tuviera que destacar una, sería mi padre. Un modelo en sencillez, honestidad, capacidad de esfuerzo y generosidad con los suyos.

P. En su trayectoria profesional, ¿cuál ha sido su reto más complejo?

R. El momento en el que asumí la presidencia de Cinfa y de Infarco. Un grupo con valores muy arraigados y que tenía como presidente a un verdadero líder, Ezequiel Lorca. Él fue quien, con una gran inteligencia, definió el proyecto, lo impulsó y permitió que hoy en día seamos una empresa referente en el sector farmacéutico.

P. ¿Cuáles son sus retos tras la crisis? ¿Cómo gestiona la adversidad?

R. Siguen la misma línea de los que teníamos hace años. Los podríamos englobar en dos: diversificación e internacionalización. Representan la estrategia para intentar seguir siendo referente dentro de otros 50 años más. De esta manera, conseguiremos minimizar los riesgos de cada una de nuestras empresas y unidades de negocio, así como de nuestro país en particular. Una pena que no se apueste más por las compañías españolas, que invertimos y generamos valor en nuestro país.

P. ¿Cuál es el próximo capítulo en su vida?

R. Depende del plazo del que hablemos. Ahora veo con ilusión el poder disfrutar del verano con mi familia. A más largo plazo, los retos que tenemos en la empresa para los próximos años son apasionantes y la capacidad de conseguirlos mejora cuanto más los trabajemos con visión de equipo entre las personas que componemos el grupo Infarco. El cambio que estamos llevando a cabo es muy importante y motivador.

P. Cómo balancea el corto y el largo plazo? ¿Qué importancia dedica a la visión de futuro?

R. A veces no es fácil. El corto plazo nos absorbe a todos y además yo tengo el problema de que soy muy perfeccionista. Hay que planificarse para poder reflexionar y trabajar en los proyectos a largo plazo, que en nuestra compañía son muchos. También es necesario parar de vez en cuando y disfrutar, con un poco de perspectiva, de lo conseguido.

P. ¿Cuál es para usted el mejor libro de liderazgo?

R. Acabo de leer uno que me ha gustado mucho: Los retos del directivo actual. Un libro de Emilio Moraleda que ha sido un gran líder en el sector farmacéutico durante más de 35 años. Habla de manera sencilla y directa de sus experiencias y eso, siendo él quien es, es un buen motivo de reflexión.

P. ¿A qué dedica su agenda? Reparta el 100% de su día entre las distintas actividades.

R. Dedico muy poco tiempo a dormir, lo que espero no me pase factura. Dentro del tiempo de trabajo, una parte también significativa a viajar, lo que cada vez me cuesta más. El poco tiempo que resta, intento disfrutarlo al máximo con mi mujer y mis tres hijos. Espero que no me tengan en cuenta lo perjudicados que salen en ese reparto y algún día, no muy lejano, poder cambiarlo significativamente. También quisiera un tiempo para mis hobbies: la música, un poco de deporte, los coches…

P. ¿Cuál es la importancia de la cultura empresarial en su gestión?

R. Cinfa es una empresa con unos valores muy arraigados. Honestidad y ética profesional, transparencia, esfuerzo y mucha, mucha ilusión. Contamos con un magnífico equipo, de más de mil personas, que facilitan mucho la labor.

Normas