Colchones

Pikolin vende el 50% de la filial francesa, su principal negocio

José Antonio González, consejero delegado de Pikolín.
José Antonio González, consejero delegado de Pikolín.

El grupo español Pikolín ha anunciado este lunes la venta del 50% de su filial en Francia, Cofel, a la compañía alemana Steinhoff, especializada en muebles y electrodomésticos. Las compañías no han aportado información sobre las cifras del acuerdo.

Cofel es de una importancia clave para la compañía de colchones. Cerca del 60% de los ingresos de Pikolín dependen de Cofel, que además mantiene una posición de liderazgo en Francia con el 30% de la cuota de mercado. Cuenta con marcas como Epeda, Merinos y Bultex.

La empresa española explicó en un comunicado que esta operación le permite "fortalecer su presencia internacional y acelerar la expansión en nuevos mercados". El grupo tildó al acuerdo de una "alianza estratégica". La firma germana, por su parte, señaló que se beneficiará de la "gran experiencia y know how" de la española para ampliar su oferta de productos en Europa.

El acuerdo ha sido ya presentado a los comités de empresa de Cofel y Pikolin y, según la empresa española, supone mantener la continuidad organizativa y la independencia en la gestión de la filial francesa. La operación está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia.

El consejero delegado de Pikolín, José Antonio González, señaló en la nota que "es una oportunidad única" para el crecimiento en el exterior de la empresa. Por su lado, Danie van der Merve, director operativo de Steinhoff, apuntó que "el reconocimiento internacional de las marcas de Pikolin le convierte en el mejor socio para nuestro crecimiento en este sector".

Normas