Laboratorios/38 Aniversario

El ‘big data’ y la transparencia, retos para las farmacéuticas

La terapia génica o las proteínas terapéuticas aumentarán la medicina personalizada

El ‘big data’ y la transparencia, retos para las farmacéuticas

Posiblemente los laboratorios son algunos de los que están más pendientes de los derroteros que pueda tomar el nuevo Gobierno. Tras varios años de recortes del gasto farmacéutico (3.400 millones de euros anuales, estiman en Farmaindustria), de descenso de las inversiones y de incertidumbre, la industria parece ahora disfrutar de un respiro.

Además de que el pasado año el Ejecutivo presidido por Rajoy ya levantó la mano en la factura de la farmacia (prueba de ello es la financiación del tratamiento de la hepatitis C), las inversiones en I+D también empezaron a crecer. Así, el convenio firmado el pasado noviembre entre los Ministerios de Hacienda y Sanidad y la industria, que vincula el crecimiento farmacéutico con el del PIB, es, al menos, un marco algo más estable para la sostenibilidad del sector y del sistema sanitario.

Un acuerdo que Farmaindustria confía que sea respetado por el nuevo Ejecutivo y que es clave para seguir impulsando la inversión en investigación y, lo que también es crucial, transformar el modelo productivo.

La cifra

21% La industria farmacéutica es la responsable del 21% del total de las inversiones en I+D que se llevan a cabo en España. Solamente el gasto en recetas está cercano a los 10.000 millones de euros al año, sin contar el hospitalario.

  • Transformación digital

Esta industria ya se está moviendo para llevar a cabo el cambio digital incorporando nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la cadena de valor, dice Luis Mora, director general de la unidad de negocio de oncología de PharmaMar. Y para eso “es necesario contar con una estabilidad legal, el reconocimiento real de las innovaciones y unas infraestructuras digitales”, pero también una adecuada formación de los profesionales para su manejo.

Los cambios se están produciendo en todos los ámbitos y cada maestrillo tiene su librillo. Desde la I+D, a la que se han incorporado el uso del big data, nuevos sistemas de screening y procesos informatizados de control de la producción, hasta la aplicación de nuevos instrumentos digitales y de red para dar a conocer la información médica, explica Mora.

Porque “para producir más y mejores tratamientos también hay que informar más y mejor”, indica Beatriz Faro, directora general de Pfizer. Y es que el sector ha tomado conciencia del reto de la transparencia entre las compañías y, de hecho, están empezando a publicar en sus webs las transferencias de valor realizadas a médicos en el desarrollo de sus colaboraciones.

Aunque para Faro serán “los avances en las nuevas plataformas de investigación los que guíen la actividad productiva del sector” en los próximos años, en los que la terapia génica o las proteínas terapéuticas permitirán desarrollar tratamientos innovadores y personalizados según las necesidades de los pacientes. Para ello, es crucial que se produzcan “alianzas público-privadas y entre las propias compañías farmacéuticas”, añade.

“La transformación digital en el ámbito científico es una realidad que se traduce en reinventar la forma de relacionarse con los pacientes, profesionales y asociaciones”, apunta Eduardo Recoder, presidente de AstraZeneca España.

Y la única fórmula para conseguirlo es introducir herramientas innovadoras que faciliten el día a día de los pacientes y de los profesionales sanitarios, como son los simuladores virtuales, aplicaciones y plataformas interactivas.

Una de sus últimas aportaciones ha sido el desarrollo del primer simulador virtual en farmacia hospitalaria, que facilita la gestión de consultas y el trato con los pacientes en la práctica clínica.
Pero AstraZeneca ya ha efectuado su propia transformación para alcanzar un nuevo modelo productivo más eficiente y eficaz. Según explica Recoder, ha sido clave que el laboratorio haya pasado del modelo bigpharma al del biopharma, un sistema que combina la experiencia de una gran farmacéutica con la agilidad y carácter innovador de una biotecnológica. Cardiometabolismo, oncología y respiratorio son las principales áreas terapéuticas donde han llevado a cabo la transformación. 

Normas