Reunión del Ecofin

Todo lo que nunca quiso saber sobre la multa a España por déficit...

Cuenta atrás para la multa a España por haber rebasado en 2015 en ocho décimas el objetivo de déficit público (4,2%)

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, realiza declaraciones a los periodistas. EFEArchivo
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, realiza declaraciones a los periodistas. EFE/Archivo EFE

Hoy se pone en marcha la cuenta atrás para la multa a España por haber rebasado en 2015 en ocho décimas el objetivo de déficit (4,2%). Conozca todo lo que nunca quiso saber sobre esa multa, aunque alguna vez le picase la curiosidad....

 

  • ¿Quién pone la multa?

La Comisión Europea y los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin).

  • ¿Por qué?

La Comisión Europea considera que España incumplió de forma deliberada el objetivo de déficit pactado para 2015.

  • ¿Es imparable la multa?

No. Los ministros de Economía podrían rechazarla mañana. Pero es virtualmente imposible porque ni España ni Portugal (también amenazada) cuentan con aliados suficientes para bloquear el dictamen de la Comisión.

  • ¿A cuánto ascenderá la sanción?

La Comisión debe proponer como punto de partida una multa equivalente al 0,2% del PIB nacional, lo que en el caso de España arroja una sanción de algo más de 2.000 millones de euros. No puede presentar una multa cero, pero puede recomendar a los ministros que rebajen la sanción o, incluso, que lo cancelen. Pero eso es potestad del Ecofin no de la CE.

  • ¿Se pueden presentar alegaciones?

Sí. España dispone de 10 días a partir de mañana para presentar sus argumentos en contra de la multa. El Gobierno asegura que ya tiene preparado el alegato y que lo presentará tan pronto como se haga oficial el dictamen en contra de España, incluso podría ser esta misma semana.

  • ¿Hay rebaja si se paga de inmediato como en las multas de tráfico?

Je, je... No, no hay rebaja por ese motivo.

  • ¿Y por otros motivos?

Sí, pero son potestad de la Comisión, que puede recomendar a los ministros, como hemos dicho antes, una rebaja de la multa si la desviación del déficit se produjo en circunstancias excepcionales o si los argumentos de España le resultan convincentes.

  • ¿Hay esperanza de que sea así?

De momento, no. Bruselas ya ha rechazado por adelantado dos de las alegaciones que piensa presentar España: la bajísima inflación, que redujo los ingresos; y el gasto sanitario como consecuencia de las vacunas para la hepatitis. En ambos casos, la CE considera que no son motivo suficiente para justificar una desviación de ocho décimas del déficit.

  • ¿Y no hay otras defensas posibles?

Sí. La CE puede tomar como eximente la elevadísima tasa de paro de España (10 puntos por encima de la media europea) y los años de recesión previos a 2015.

  • ¿Cuándo saldremos de dudas sobre la cuantía de la multa?

A partir de mañana, la CE dispone de 20 días para fijar la sanción, es decir, hasta el 1 de agosto. Pero se espera que el 27 de julio, la CE anuncie tanto la multa a España como a Portugal.

  • ¿Desde ese momento ya es inevitable?

No. Los ministros de Economía tienen la última palabra durante 10 días. En ese plazo, pueden enmendar, por mayoría cualificada, la propuesta de la Comisión. Si no se pronuncian, el 7 de agosto la multa quedará confirmada.

  • ¿Con la multa se termina el castigo?

No, hay mucho más.

  • ¡¿Mucho más?!

Sí. La Comisión tendrá que proponer la suspensión parcial, de hasta el 50%, de los compromisos de pago de los fondos estructurales que corresponden a España a partir del 1 de enero de 2017. En este caso, la CE sí que tiene obligación de tomar en cuenta la tasa de paro y la recesión, por lo que la posible congelación se reduce en casi un 70% y sólo afectaría a entre 600 y 800 millones de euros.

  • ¿Y ahí se acaba todo?

No. El incumplimiento también lleva acarreado un endurecimiento del proceso de déficit excesivo contra España. Tras la multa, sea cual sea la cantidad, la Comisión puede enviar periódicamente a España equipos de vigilancia para verificar sobre el terreno la disciplina presupuestaria. Y puede pedir al Banco Central Europeo que se sume a las inspecciones. Una sueerte de troika, pero sin el Fondo Monetario Internacional. Además, el Ecofin podría dictar instrucciones muy concretas sobre los nuevos recortes y ajustes que debe acometer España para situar el déficit por debajo del 3% en 2017.

  • ¿Ha sufrido esto antes algún país?

Los diversos elementos por separado, sí. A Hungría se le amenazó con la congelación de los fondos. Bélgica estuvo a punto de pagar una multa de 750 millones de euros por no tomar medidas contra el déficit. Y el control se ha estrechado sobre los países más indisciplinados. Pero España y Portugal son los dos primeros socios que pueden encajar una multa por el déficit, sufrir la congelación de los fondos y verse sometidos a una vigilancia más estrecha que, en caso de indisciplina, llevaría acarreada otra sanción de hasta el 0,5% del PIB (de la que se descontaría lo abonado en la primera).

  • ¿Habrá más casos tras los de la península ibérica?

Sí. Y servirá de aviso para Italia, cuyas cuentas se revisarán en otoño, y para Francia, que tiene 2017 como límite para rebajar el déficit por debajo del 3%.

Normas