'Start-up'

CartoDB quiere democratizar la analítica de datos geoespaciales

CartoDB quiere democratizar la analítica de datos geoespaciales

La compañía española CartoDB emprende una nueva etapa, con cambio de nombre incluido. La startup, que en abril de 2012 lanzó al mercado su herramienta para la creación de mapas, visualizaciones y análisis de datos para web y móvil, se llamará a partir de ahora Carto (de cartografía), a secas. Un cambio de marca que llega simultáneamente con el estreno de su nuevo producto, Carto Builder, “una evolución con grandes novedades de nuestro producto actual, CartoDB Editor, con el que pretendemos democratizar la analítica de datos geoespaciales”, explica a CincoDías Javier Santana, responsable de tecnología de la empresa.

Carto quiere apostar más por la parte de análisis. Lograr con el análisis lo que ya han conseguido con la visualización, ahora que hay tanta información recopilada en las empresas con el big data. Las nuevas funcionalidades que incluye su nuevo producto permitirán, según detallan, descubrir y predecir información clave a partir de todos aquellos datos con los que cuentan las empresas sin necesidad de conocimientos técnicos y en apenas unos clicks de ratón.

Santana aclara las dos principales novedades de Carto Builder. La primera, que el usuario podrá escoger su visión del mapa. “Tomando como ejemplo las últimas elecciones generales en España, ahora podíamos hacer un mapa con los resultados, ver cómo han quedado los diferentes partidos por zonas. Era una sola foto. Sin embargo, con la nueva solución, el usuario podrá decidir desde dónde toma esa foto. Podrá pedir, a través de diferentes filtros, que el mapa solo le muestre los votantes menores de 25 años de cada partido político. Se podrán lanzar muchas más preguntas a los mapas para refinar muchos más los resultados que se obtienen”.

El segundo avance se refiere a la analítica de los datos contenidos en los mapas. Los datos geoespaciales. La gente va a poder analizar cosas, no solo visualizarlas. “No solo podrán ver, si quieren comprar una casa en Madrid, cuáles son las mejores zonas para adquirir una vivienda, cuáles son los barrios más caros o más baratos. Ahora podrán hacer predicciones, analizar el precio futuro y ver qué zonas van a crecer más, según distintos parámetros”.

Según Santana, lo importante de Carto es que va a acercar la analítica a la gente no experta. Cualquier persona sin conocimientos de programación o de analítica de datos va a poder hacer análisis para avanzar cosas como qué impacto va a tener el cierre por obras de la Linea 1 del metro de Madrid. Algo que ya han hecho con sus herramientas en Nueva York, donde han calculado cómo deben reforzar el servicio de autobuses para dar mejor servicio ante el cierre de su Linea 1 entre Blooking y Manhatan.

Para Carto, el análisis de datos geolocalizados cobra cada vez más sentido, pues las empresas cada vez hacen más esfuerzos para recopilar y analizar datos para tomar mejores decisiones. En este sentido, apuntan que alrededor del 80% de los datos generados tienen un componente de localización, aunque solo un 25% de las empresas hacen uso de esos datos. “El análisis geoespacial ha sido, hasta la aparición de Carto, demasiado complicado o inaccesible para los profesionales del mundo de los negocios y los no expertos en sistemas de información geográfica (GIS). A partir de ahora, cuestiones como saber dónde abrir tu próxima tienda, que carretera coger o por dónde se extenderá la próxima epidemia podrán ser resueltas con datos y mapas a golpe de ratón”, asegura Sergio Álvarez, cofundador y jefe de producto de la compañía.

Carto, con sedes en Madrid y Nueva York y oficinas en San Francisco y Estonia, cuenta hoy con más de 1.400 clientes y 200.000 usuarios en el mundo. Entre ellos Twitter, BBVA, The Washintong Post, Axa, Google, Deloitte, Ciudad de México, Nueva York, National Geographics, la ONU o CincoDías. El banco español, por ejemplo, utiliza sus herramientas para visualizar y analizar la temperatura económica y los cambios de comportamiento de las ciudades desde el punto de vista geotemporal. Y ayudar a los comercios a ver cuáles son sus ingresos y transacciones en comparación con el área en la que se encuentran.

La joven empresa, con una plantilla de 100 personas (unas 70 en España) y unos 950.000 mapas activos publicados, es una de las startups españolas con más proyección internacional. La compañía cuenta con más de 31 millones de inversión de Accel Ventures (uno de los fondos más importantes de Silicon Valley, inversor inicial de Facebook, Dropbox o Spotify), Salesforce Ventures, Vitamina K, Kibo Ventures y el fondo alemán Earlybird. Y su objetivo, como han reconocido en alguna entrevista, es democratizar la tecnología de mapas, lograr que todo el mundo en las empresas termine utilizándola como hoy usan el Excel de Microsoft.

Normas