Lucha contra el blanqueo

Bruselas propone atajar el anonimato en los bitcoins

La Comisión busca rebajar de 250 a 150 euros el umbral para hacer pagos anónimos

Una de las tiendas que acepta bitcoins.
Una de las tiendas que acepta bitcoins. Reuters

La Comisión Europea propuso ayer establecer normas más estrictas en el uso de monedas virtuales y tarjetas prepago en un intento por reducir los pagos anónimos y frenar la financiación del terrorismo y el blanqueo de capitales.

El plan propuesto por Bruselas pasa por fortalecer el control de la identidad de los usuarios de criptodivisas, como los bitcoin, en las plataformas que las utilizan. “Estas entidades tendrán que aplicar controles de diligencia debida con respecto al cliente a la hora de intercambiar monedas virtuales por reales, poniendo fin al anonimato asociado a dichos intercambios”, explicaba el organismo en un comunicado.

La Comisión también busca rebajar de 250 a 150 euros el umbral para hacer pagos anónimos.

Estas propuestas, defendió Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión, “ayudarán a las autoridades nacionales a localizar a las personas que ocultan sus finanzas a fin de cometer delitos como el terrorismo. Los Estados miembros podrán conseguir y compartir información vital sobre quién es el titular real de las sociedades y los fondos fiduciarios, quién negocia divisas en línea y quién emplea tarjetas de prepago”.

“La publicación de la información sobre quién está detrás de las sociedades y los fondos fiduciarios debe tener también un importante efecto disuasorio para los posibles evasores fiscales”, agregó Timmermans.

“Presentamos normas de transparencia más estrictas para cortar la financiación del terrorismo e intensificar nuestra lucha contra el blanqueo de capitales y la elusión fiscal”, agregó Vera Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la UE, que explicó que estas reglas se incorporarán a la cuarta directiva contra el blanqueo de capitales.

Una actualización que “colmará las lagunas existentes en Europa”, defendió, reclamando también una mejora de la cooperación entre los distintos estados miembros.

Normas