Los mercados después del 'brexit'

Cinco factores que podrían desencadenar un verano tormentoso en Bolsa

La conmoción tras el asombroso resultado del referéndum británico ha dado paso a una calma chicha de la que no terminan de fiarse los analistas, que auguran un verano más bien complicado plagado de incertidumbres

Panel de la Bolsa española.
Panel de la Bolsa española.

El choque frontal de los mercados con el inesperado brexit fue devastador, especialmente para la Bolsa española, que sufrió la mayor caída de toda su historia al desplomarse más de un 12%. Pero la conmoción tras el asombroso resultado del referéndum británico ha dado paso a una aparente calma de la que no terminan de fiarse los analistas. Coinciden en que este verano será más bien complicado con muchas incertidumbres en el horizonte.

“Aunque el mercado no va a sufrir un desenlace extremo, la estabilidad actual resulta muy poco fiable”, señala Bankinter en un informe en el que también apunta que “los rebotes de estos días parecen demasiado optimistas si consideramos que la realidad post brexit es claramente peor que la realidad pre brexit”. Desde Link Securities advierten que “la segunda mitad del ejercicio se presenta al menos tan compleja como la primera”, y en Renta 4 consideran que “en el medio plazo, la atención volverá a los problemas de fondo, que deberán ir resolviéndose para asistir a una recuperación sostenida de las Bolsas”.

Así, los expertos prevén un periodo estival altamente volátil en el que los inversores deberán armarse de prudencia para afrontar varios focos de inestabilidad.

  • Debilidad económica

China y la evolución de su economía sigue generando grandes dudas, así como la posible intervención de las autoridades del país para devaluar su moneda. Link Securities recuerda que el verano pasado un movimiento de las autoridades monetarias chinas en este sentido provocó una fuerte corrección en las bolsas”. A esto se suma el brexit y la oleada de revisiones a la baja de los PIBs de Reino Unido y de otras economías que se ven afectadas por el efecto contagio y su exposición a ese país, como la española.

En un reciente informe, Robeco sostiene que “en estos momentos, los mercados parecen encontrarse en tierra de nadie”, pero, entre tanto, “los inversores se centrarán en los datos económicos subyacentes, aunque la repercusión sobre los mismos que haya tenido este histórico referéndum no podrá observarse hasta este otoño”.

  • Revisiones de beneficios empresariales

En las próximas semanas las compañías publicarán sus resultados empresariales y los analistas están pendientes de las revisiones de los BPAs (beneficios por acción), sobre todo de las empresas con más exposición a Reino Unido.

En España, la lupa recaerá sobre todo en Santander, IAG, Ferrovial, Iberdrola, Telefónica, FCC, Aena, Sabadell, Inditex y Sacyr. “La materialización del brexit tendrá un impacto claramente negativo sobre los beneficios empresariales y, por tanto, supondrá un freno para las Bolsas en los próximos meses”, destaca Bankinter en su informe de estrategia del tercer trimestre. Por su parte, Beatriz Catalán, de Ibercaja Gestión, declara que “en EE UU, las revisiones de beneficios van a ser mucho menores que las que se efectúen en Europa dado que la Bolsa americana no se verá tan afectada por los efectos del brexit”.

  • Problemas del sector bancario

Al sector bancario le crecen los enanos. Ahora es la banca italiana, muy castigada en Bolsa en los últimos días por sus problemas de capitalización, la que se enfrenta a un posible rescate que no termina de concretarse. El plan del gobierno italiano pasa por aportar 40.000 millones de euros al sector, pero de momento no hay acuerdo con la Unión Europea. Los problemas de los bancos italianos contagian al resto del sector europeo, que lidia además desde hace tiempo con un contexto de tipos de interés cero que parece que será duradero y que está lastrando su rentabilidad.

  • Elecciones en EE UU

Los riesgos políticos no solo están en Europa, tras la dimisión de David Cameron como primer ministro británico y la carrera abierta para reemplazarlo, o por las dificultades que tendrá el PP para formar gobierno en España. Al otro lado del Atlántico, la proximidad de las elecciones estadounidenses puede empezar a impactar en los mercados. “A partir de la celebración de las convenciones de los partidos demócrata y republicano y la elección definitiva de candidatos, entendemos que este factor va a terminar pesando en el comportamiento de las Bolsas, ya que puede terminar lastrando el ya de por sí débil crecimiento económico estadounidense”, apuntan en Link Securities. Para Steen Jakobsen, de Saxo Bank, las elecciones presidenciales de EE UU en noviembre serán "el próximo punto de inflexión del mercado" y estima que "Trump será negativo para el dólar y muchas empresas saldrán corriendo de América. Clinton, por su parte, será mala para los bancos y otros capitalistas".

  • Actuación de los bancos centrales

Aunque los mercados seguirán contando con el respaldo de los bancos centrales, el brexit ha abierto un nuevo periodo de incertidumbre en torno al futuro de la Unión Europea. Así, a juicio de Giordano Lombardo, director de inversiones de Pioneer Investments, “es posible que los mercados comiencen a cuestionar la eficacia de nuevas medidas de política monetaria, lo que pondría en entredicho la credibilidad de los bancos centrales.

Normas