Transporte | 38 Aniversario de Cinco Días

Tren y autobús se baten frente al coche compartido

Más de 105 millones de personas prefieren empezar su ruta desde los andenes.

Tren y autobús se baten frente al coche compartido
Cinco Días

Más de 105 millones de personas en España esperan cada mes en un andén para no dejar pasar de largo el tren o el autobús que les llevará a su destino. Mientras el transporte de viajeros por ferrocarril crece a un ritmo del 1%, el número de quienes optaron por subirse a un autocar decreció un 0,9%, según los últimos datos publicados por el INE.

La caída se debe a la menor afluencia de viajeros de media distancia (un descenso del 4,6%), nicho que está siendo aprovechado por la “mal llamada economía colaborativa”, se lamenta Emilio Cardero, responsable del área de transporte de UGT, ya que “detrás de ello hay empresas que se están enriqueciendo y compiten de forma desleal”.

Este tipo de plataformas, denunciadas de forma conjunta por patronal y sindicatos debido a “prácticas anticompetitivas”, suponen el principal caballo de batalla para el sector del transporte de viajeros por carretera en los próximos años. “Nunca hemos dicho nada sobre compartir coche, pero dada la problemática actual pedimos que se modifique la regulación y se garanticen la seguridad y los derechos del viajero”, reclama Rafael Barbadillo, presidente de la patronal Confebus.

Aunque con menor intensidad, compartir viaje con desconocidos también ha hecho mella en el ferrocarril. No obstante, desde Renfe prefieren ver la botella medio llena y, pese a reconocer que “hay que avanzar en la regulación”, Berta Barrero, directora general de operaciones de la compañía, da luz verde al paso a nivel. “La economía colaborativa ha descubierto nuevas expectativas de la demanda, lo que nos obliga a revisar la forma de hacer las cosas y ser más competitivos”, opina Barrero.

Sentido común
Otro de los retos a los que se enfrenta el sector ferroviario es el de la liberalización. En este sentido, el optimismo también es la tónica dominante y “supondrá una oportunidad de crecimiento y mejora a partir del aumento de la competencia como uno de los principales factores de desarrollo e incentivación del mercado, algo de lo que también se beneficiarán los usuarios”, insisten fuentes de Adif.

Las cifras

98 millones de euros es el beneficio que en 2015 arrojó el AVE, el primero desde que se puso en marcha. La alta velocidad transportó el año pasado a 19,4 millones de viajeros, un 8% más que en 2014.

10.700 millones de euros es la cifra de inversión en la red de carreteras durante los últimos cuatro años. De ellos, unos 3.600 millones han ido a parar a actuaciones de mantenimiento y conservación.

508 minutos se rebajaron los tiempos de viaje tras inaugurar las seis nuevas líneas de AVE y mejorar los tramos de la red convencional. Destacan los hasta 47 minutos de Galicia y los 65 de Figueres.

Todo bajo el criterio del sentido común, que será el que se emplee en las inversiones destinadas a la red de alta velocidad. Así, en favor de que el tren mejore sus tasas de competitividad global y sea capaz de dar respuesta a los 50 millones de viajeros previstos para 2025, unos 30 millones más que en la actualidad, la prioridad es que los trenes se llenen, dicen en Adif. “Para ello es muy importante buscar el efecto red, construir de forma inteligente y lograr tiempos de viaje razonables”, apuntan.

Conforme a estas metas, en el transporte de viajeros será necesario avanzar en la intermodalidad.

“Debemos aprovechar las sinergias y hacer más eficiente y eficaz el reparto modal atendiendo a todos los tipos”, aclara Barrera.

No obstante, se precisa, en palabras de Cardero, “establecer un canal de diálogo con la Administración en el que seamos las empresas del sector, que somos las que conocemos la problemática de fondo, las que aportemos las soluciones”.

Aspecto que amplía su colega Barbadillo, de Confebus: “Se tiene que fijar un sistema de competencia entre modos más equitativo, sin primar a nadie”. Y apostilla: “Más barato que el bus no hay nada”.

La revolución digital también será una de las claves que facilite la conexión entre los trenes y autocares del futuro. En su hoja de ruta, Adif apuesta por canales digitales seguros y garantistas, integrando las nuevas tecnologías en las relaciones con proveedores y usuarios. En el caso del transporte por carretera, las ventas por internet superan ya el 50% del total y el volumen de inversión en I+D es el segundo mayor del sector.

Normas