Mercados/38 Aniversario

Bolsa más líquida y atractiva para los extranjeros

En 2015 entraron al MAB16 nuevas empresas y se lanzaron 7 OPV

Bolsa más líquida y atractiva para los extranjeros

España lideró el crecimiento económico entre las grandes economías europeas en 2015; sin embargo, el desempeño del Ibex resultó errático y cerró el ejercicio con pérdidas. Terreno abonado, según el consenso de los analistas, para un recorrido alcista en los índices españoles a lo largo de 2016. Y pese a ello, no está siendo un año fácil para la Bolsa.

Tras dos ejercicios consecutivos al alza, el parqué español concluyó 2015 con una caída superior al 7%, el peor resultado entre sus pares europeos y el peor balance desde 2011. En esta primera parte del año, el Ibex 35 continúa en pérdidas.

“La incertidumbre política ha pesado en el mercado de acciones español”, expone Mads Koefoed, jefe de estrategia de Saxo Bank, como una de las principales causas de esa contradictoria situación y de las caídas en Bolsa. A ello se suman el excesivo endeudamiento de algunas de las principales compañías españolas, así como “su mayor exposición a Latinoamérica –donde las empresas del Ibex generan casi el 25% de sus ingresos totales–, especialmente Brasil, y el peso que los castigados bancos suponen en el Ibex 35”, concluye Alfonso Benito, director de inversiones de Aviva Gestión.

Para Alfonso Benito, director de inversiones de Aviva Gestión: “la continua relajación de las condiciones monetarias del BCE y los tipos en negativo generan distorsiones en los mercados financieros, lo que provoca volatilidad y la va a seguir generando”.

4.211 millones de euros repartieron las empresas cotizadas en dividendos en el primer trimestre de 2016. La rentabilidad del accionista superó el 5%, una de las más altas a nivel mundial.

Otras cifras refrendan el atractivo de la Bolsa española y su importante potencial, señala Fernando Hernández, analista de Andbank. Así, los inversores extranjeros son propietarios de más del 44% de los títulos, un nuevo máximo histórico, según datos de BME. Y el volumen de contratación (la liquidez) ha subido, acercándose al billón de euros. Se negociaron 962.138 millones en 2015, una cifra no vista desde 2008. Entre los activos que más cuota ganaron destacan los ETF, cuyas negociaciones crecieron un 50,3%, hasta 173.079 millones, y los warrants y certificados, con una alza del 34%, hasta los 1.097 millones.

El año pasado, el importe de las salidas a Bolsa se elevó un 49,1%, por encima de los 8.000 millones, la segunda cifra más alta de los últimos 18 años. El ejercicio se cerró con 7 OPV en la Bolsa y 16 nuevas empresas en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). En lo que llevamos de año, y pese a las dificultades del mercado, Telepizza, Parques Reunidos y Dominion, filial de CIE Automotive, ya han dado el salto al parqué. Y tanto el MAB (ha acogido seis socimis) como el MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija, que ha superado los 1.300 millones de euros en emisiones de empresas) continúan ampliando su protagonismo como alternativas de financiación para las compañías frente a los tradicionales préstamos bancarios.

En los primeros meses de este año se ha producido un estancamiento de la inversión en España, tanto en la negociación en renta variable como en renta fija, ETF o warrants. Mientras, futuros y derivados aumentaron ante la volatilidad del mercado.

La falta de visibilidad macroeconómica, unida a unos beneficios cerca de máximos (en muchas industrias), provoca que los inversores busquen activos con visibilidad futura. Por este motivo, y en un entorno con los tipos negativos, esto también conlleva a que exista una gran divergencia entre las valoraciones de unos sectores (consumo estable) y otros (financiero)", arguye Jaime Piñeyro, gestor de renta variable de Credit Suisse.

  • Consejos

Es difícil aventurar el devenir del mercado, pero los expertos Natalia Aguirre, de Renta 4, y Fernando Luque, de Morningstar, coinciden en su apuesta por la Bolsa europea y española, siendo muy selectivos en la selección de valores (stock picking) y diversificando las carteras. 

"Buscamos compañías con buen posicionamiento competitivo, márgenes estables y alta generación de caja. El reparto de dividendo es importante, siempre y cuando sea sostenible, por eso los niveles de apalancamiento son importantes." En cuanto a la renta fija: "creemos que sigue habiendo oportunidades de inversión en nichos concretos. Tenemos preferencia por bajar en la estructura de capital de compañías core, e invertir en instrumentos como híbridos corporativos con buen rating, y en Tier2 de financieras bien capitalizadas", concluye Piñeyro.

Normas