Eurocopa 2016

Islandia rompe las previsiones de la Eurocopa... y las suyas

Ya ha ganado 14 millones de euros en el torneo, casi todo lo presupuestado por la federación islandesa para 2016.

Aron Gunnarsson, capitan de Islandia, celebrando la victoria de Islandia ante Inglaterra.
Aron Gunnarsson, capitan de Islandia, celebrando la victoria de Islandia ante Inglaterra. EFE

Es, sin ningún género de dudas, la gran sorpresa de la Eurocopa de Francia. Islandia, tras eliminar a una de las selecciones más poderosas deportiva y económicamente como es Inglaterra, amenaza ahora al anfitrión del torneo con privarle del pase a semifinales.Llegados a estas alturas de la competición, ya nadie se atreve a dar por derrotada de antemano a la selección de moda en Europa.

El partido contra Francia no se presenta solo con una aparente desigualdad deportiva. También enfrenta a una de las federaciones futbolísticas más ricas del mundo con una de las más humildes. Una generó en 2015 unos ingresos de 220 millones de euros y la otra, 8,1 millones. Francia tiene 1,85 millones de futbolistas federados, mientras que en Islandia la cifra no supera los 23.000. La federación del país galo genera 51 millones de euros por la venta de sus derechos de retransmisión. La islandesa, en su año récord, no llegó a 500.000 euros.

Afición

Aficionados de la selección islandesa celebran en la capital del país, Reikiavík, el pase a cuartos.
Aficionados de la selección islandesa celebran en la capital del país, Reikiavík, el pase a cuartos. EFE

Desde que comenzara la Eurocopa de Francia, la afición islandesa ha dado ejemplo de comportamiento tanto en los estadios como en las calles, en un torneo especialmente conflictivo durante las dos primeras semanas. Ataviados con las camisetas azules, se calcula que al menos 30.000 islandeses, un 10% de la población total del país, se ha trasladado para ver alguno de los cuatro partidos jugados hasta ahora.

La evolución de Islandia en esta Eurocopa no solo le está permitiendo poner en el mapa la realidad de su fútbol, sino que la ha convertido en el equipo preferido de los seguidores de las selecciones ya eliminadas. También le está sirviendo para dar un impulso considerable a las arcas de su federación, que por volumen de negocio no pasarían de ser las de un equipo de la zona alta de la segunda división española.

Esos 8,1 millones de euros que facturó la federación islandesa en 2015, según consta en sus cuentas anuales, supusieron una cifra récord, apoyada en una mejora en sus ingresos por retransmisiones y por taquilla, derivados de la histórica fase de clasificación que le permitió acceder a la Eurocopa. En su estadio nacional, de apenas 10.000 espectadores, Islandia ganó 3-0 a Turquía, 2-1 a la República Checa –ambas presentes en el torneo– y 2-0 a Holanda, que se quedó fuera.

Para el ejercicio 2016, la federación islandesa preveía un salto en los ingresos del 100%, superando los 16 millones de euros. El principal motivo, como así queda reflejado en sus cuentas, es la aportación de la UEFA por participar en el torneo. La organizadora de la Eurocopa premia con ocho millones fijos a las 24 selecciones participantes. En la fase de grupos, cada victoria es premiada con un millón adicional y el empate, con medio. La clasificación a octavos de final genera 1,5 millones y el pase a cuartos, 2. Islandia estimaba unos ingresos de 11 millones, por lo que, en el mejor de los casos, contaba con la clasificación a octavos de final. Con la llegada a cuartos, la federación islandesa ya se ha asegurado 14 millones de euros, un 73%más que todo el año pasado y prácticamente todos los ingresos presupuestados para este año. Si pasa a semifinales, sumará otros 4 millones.

A esto hay que añadir el resto de conceptos contemplados en el presupuesto fijado para este año, que suman unos dos millones de euros. Ahí se incluye la subvención del Comité Olímpico Islandés, la aportación anual de la FIFA, la contribución de la institución de loterías del país, y los patrocinadores, que entre todos no llegan a 600.000 euros. Estos son Iceland Air, Coca-Cola, Borgun –una compañía de métodos de pago–,Landsbankinn –una entidad financiera del país–,la petrolera N1 y la propia empresa lotera islandesa. Como proveedor de ropa deportiva cuenta con la italiana Errea.

Islandia ha llegado donde nunca antes lo hizo, tanto con el balón en los pies como con la calculadora en la mano.