Reestructuración financiera

Los preferentistas de Ceiss ya son accionistas de Unicaja

Unicaja canjeó el viernes por acciones los 49,341 millones de euros en bonos

Fachada de una oficina de Unicaja en Madrid
Fachada de una oficina de Unicaja en Madrid

Unicaja Banco cumplió el viernes con una de las condiciones pendientes del acuerdo compra de Banco Ceiss, la entidad surgida de la fusión de Caja España y Caja Duero que quedó integrada en el grupo malagueño como EspañaDuero, sellado en 2013 con el aval de Bruselas.

En concreto, Unicaja llevó a cabo la conversión obligatoria total de los 49,3 millones de euros en bonos necesaria y contingentemente convertibles (conocidos como NeCocos), entregados a los antiguos preferentistas y tenedores de deuda subordinada de Ceiss que aceptaron la operación, en nuevas acciones de la entidad.

Títulos que, según detalló, quedarán registrados antes del miércoles a nombre de estos cerca de 15.000 particulares que quedaron atrapados hace años con instrumentos híbridos de las antiguas cajas castellanas.

Un paso que aún no les permite recuperar la liquidez, pues los títulos de Unicaja tampoco cotizan, pero que les abre la puerta a recuperar parte de su dinero cuando la entidad malagueña salga a Bolsa.

Para llevar a cabo esta operación, Unicaja Banco ejecutó el viernes un aumento de capital social en una cuantía de 41,5 millones de euros, mediante la emisión de 41,5 millones de nuevas acciones de la misma clase y serie que las existentes a un precio de un euro cada una.

Como consecuencia de este aumento de capital, la entidad alcanza los 922,8 millones de euros de capital social y dividido en 922,8 millones de acciones, a un euro nominal cada una.

En un hecho relevante de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Unicaja Banco detalló que la relación de conversión de los NeCocos en acciones ordinarias de Unicaja Banco resulta de dividir el valor nominal unitario de dichos bonos y el valor atribuido a las acciones ordinarias de Unicaja Banco, establecido en 1,18827 euros por acción. Es decir, unas cinco acciones por cada seis bonos. Los picos restantes se abonarán esta semana en efectivo cuando se entreguen las acciones.

Pese a que aún no logran liquidez, recuerda Unicaja, los titulares de las nuevas acciones tendrán los mismos derechos políticos y económicos que el resto de acciones ordinarias existentes, a partir de la fecha de inscripción de las nuevas acciones a nombre de sus respectivos titulares en los correspondientes registros contables, lo que se estima que se producirá antes del miércoles.

En los próximos días, además, se procederá al pago del último cupón de intereses asociados a los NeoCocos, correspondiente al segundo trimestre del año.