Entrevista con el director del grupo financiero Ibercaja

Galán: “Nuestros fondos apenas han sufrido por el ‘brexit”

Esta unidad de negocio gestiona activos por un importe de 24.000 millones de euros

Rodrigo galán, director del grupo financiero de Ibercaja.
Rodrigo galán, director del grupo financiero de Ibercaja.

Ibercaja Banco ha realizado una decidida apuesta su grupo financiero. Se trata de las compañías de la entidad que gestionan activos fuera de balance: fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de vida, leasing... En total, gestionan un patrimonio de 24.000 millones de euros. El máximo responsable de esta unidad de negocio, Rodrigo Galán, recuerda que ya aportan el 33% de los ingresos recurrentes del grupo. Un porcentaje que podría crecer en los próximos ejercicios ya que los bajísimos tipos de interés están haciendo que los márgenes por prestar dinero sean cada vez más estrechos.

¿Por qué ha decidido el grupo Ibercaja apostar por los fondos de inversión y otros productos fuera de balance? 

Esperando el mejor momento para cotizar

Ibercaja Banco tiene que empezar a cotizar en Bolsa antes de que termine 2018. Aunque se han barajado varias fechas, el actual entorno de mercado desaconseja empezar a cotizar durante este año.

“Este tema está fuera de mi ámbito de actuación”, explica Rodrigo Galán, director del grupo financiero Ibercaja. “No obstante, es una cuestión que se debate en los comités de dirección. En mi opinión, este no es el momento oportuno para dar ese paso. Los mercados financieros registran una intensa volatilidad y la banca ha sufrido un severo castigo bursátil. No creo que sea lo ideal empezar ahora a cotizar”.

En relación a los insistentes mensajes de que la banca española tiene que afrontar una nueva fase consolidación, el directivo considera que Ibercaja tiene “capacidad, vocación e ilusión por seguir independiente”.

A su juicio, ahora el tamaño ya no es un factor fundamental, sino que la clave es la eficiencia. “Si conseguimos mantener buenos niveles de capital y somos lo suficientemente eficiente, no habrá ningún problema. El factor de tener fuera de balance el 37% nos ayudará en el entorno de tipos bajos”, apunta Galán.

En relación al grupo financiero, el banquero destaca la importancia de que todas las compañías (la gestora de fondos, la de planes de pensiones, la aseguradora de vida....) pertenecen al 100% a Ibercaja “así que todos los márgenes que vamos generando en la comercialización de estos productos son para nosotros”.

R. No es una apuesta de ahora. Desde que constituimos nuestras gestora de fondos en 1988 siempre hemos estado convencidos de que los productos como los fondos o los planes de pensiones eran la mejor alternativa para el cliente que quiera ahorrar a largo plazo. Nuestra firmeza y el gran reconocimiento que ha logrado la gestora han hecho que nuestros clientes estén satisfechos y que, hoy por hoy, seamos la entidad financiera española que tiene una mayor proporción de recursos de la clientela fuera de balance, el 37% del total. En cuanto a los ingresos, aportamos el 33%.


P. ¿Llegará esta unidad a pesar más del 50% de ingresos?

R. No es fácil de decir, ni es un objetivo que nos hayamos marcado. En Ibercaja, además del grupo financiero, también hay una vocación clara por crecer en los créditos a pymes. Lo ideal es que las dos líneas de negocio funcionen muy bien. La variación del peso no es clave.


P. ¿Cómo van a hacer para crecer en fondos de inversión?

R. Para el grupo es básico fomentar el asesoramiento a nuestros clientes. Creemos que así es como les aportamos valor. Por eso hemos crecido tanto en fondos de inversión, planes de pensiones, seguros… Es la apuesta de la entidad. El año pasado sumamos 2.000 millones de euros de suscripciones netas en fondos.


P. ¿Cómo han evolucionado vuestros fondos por el brexit?

R. Nuestros fondos apenas han sufrido por este motivo. El 75% de nuestras carteras son equilibradas, en las que menos de un 15% está en Bolsa. Hemos conseguido que prácticamente todos nuestros fondos hayan conseguido esquivar las pérdidas en lo que va de ejercicio, frente a los desplomes que han tenido la mayor parte de los mercados. Hemos logrado crecer en patrimonio durante a pesar del nefasto mes de junio.


P. ¿Tendrán fondos en Luxemburgo?

R. En banca privada casi todas las plataformas tienen fondos registrados allí, y nuestra intención es tener allí producto. El asesoramiento fiscal es una pata fundamental de la banca privada. Los fondos en Luxemburgo aportan estabilidad jurídica y fiscal.


P. ¿Qué quieren hacer en banca privada?

R. Es uno de los ejes de desarrollo del grupo financiero. La primera expansión de Ibercaja fuera de Aragón se basó en las hipotecas. Ahora, esos clientes que han estado muchos años con nosotros tienen más patrimonio y creemos que les podemos ayudar a gestionarlo. Estamos contratando y preparando gestores de banca privada. Queremos llegar a 75. Y en 2016 esperamos duplicar el número de contratos de gestión de carteras de fondos, nuestro producto estrella, pasando de 2.000 a 4.000.


P. ¿Cómo convencer a una persona adinerada de que sois la entidad ideal para administra su riqueza?

R. Con calidad en la atención al cliente, y con calidez en el trato personal. También por nuestra condición de banca ética, en la mejor tradición de las cajas. Somos una de las cuatro únicas cajas de ahorros que no ha recibido dinero público. Tampoco hemos vendido participaciones preferentes. Ni hipotecas con cláusulas suelo. La entidad tampoco se ha visto salpicada por ningún escándalo. Creemos que esta trayectoria intachable tiene un importante valor, que acabará atrayendo a clientes y queremos que se convierta en una de nuestras señas de identidad.


P. ¿Qué ofrece Ibercaja en banca privada frente a un banco suizo?

R. Destacaría la cercanía. Por ejemplo, si nuestros clientes tienen dudas sobre la estrategia de algún fondo en el que invierten, somos capaces de ponerle directamente al gestor, para que les explique por teléfono. De todas formas, no pretendemos que la banca privada sea nuestro negocio principal, sino que lo seguirá siendo la banca minorista y personal.