Distribución

Ikea retira 29 millones de cómodas tras la muerte de seis niños

A pesar de retirar la línea de muebles Malm en Estados Unidos y Canadá, en España se puede seguir comprando

Entrada a una tienda de Ikea en Madrid.
Entrada a una tienda de Ikea en Madrid.

Días después de llamar a revisión a un modelo de sus frigoríficos, la cadena sueca Ikea aborda una nueva llamada a una línea de cómodas, tras haber causado la muerte de seis niños en los últimos dos años en EE UU, según publican medios como la BBC y ha confirmado la empresa con un comunicado en Norteamérica.

Así lo anunció a la NBC el presidente de la compañía en EE UU, Lars Peterson, quien informó que ha dejado de vender la serie de muebles Malm ya que estas podrían ser "un peligro". Desde 2014, tres menores han fallecido tras haberse caído sobre ellos estas cómodas intentando trepar sobre ellas.

Este llamamiento afectaría en principio a EE UU y Canadá, según señala la televisión pública británica. La compañía quiso dejar claro que este mueble es seguro, siempre y cuando esté anclado a la pared.

La compañía ha cifrado en 29 millones los muebles que serán retirados. El grupo sueco ofrece a sus clientes estadounidenses dos opciones, o bien les devuelve el dinero de estos muebles, o bien ofrecen un kit para anclar estos muebles a la pared. Están llamados los muebles de la línea Malm desde 2002 a 2016. Estas líneas se comercializan también en España aunque aquí no consta un movimiento de este tipo.