Distribución

¿Robarías en una tienda si supieras que no te pillaban?

¿Robarías en una tienda si supieras que no te pillaban?

Según los datos del último Barómetro mundial del hurto en la distribución, elaborado por The Smart Cube con el apoyo de Checkpoint Systems, España es el tercer país de Europa y sexto del mundo en pérdida desconocida en comercios, es decir, la provocada por hurtos de empleados y clientes, y por errores de inventario. Cada año, los comercios españoles declaran unas pérdidas por este concepto de 2.487 millones de euros.

El hecho de que haya personas que acepten que son capaces de robar “es un tema cultural en buena parte —explica Lucía Halty, profesora del departamento de Psicología de la Universidad de Comillas ICAI-ICADE—. Dudo mucho que estos resultados se den en otros países. En España está muy instalado en la cultura popular que hacer daño de esa forma está permitido. Todos conocemos personas o empresarios que, ni cortas ni perezosas, reconocen que defraudan a Hacienda o a la Seguridad Social y no reciben castigo social por ello, más bien todo lo contrario”.

“La gente no tiene asociado un castigo al robo o al fraude. La probabilidad de castigo es muy baja en ambos casos”, comenta Halty. Es una evidencia, según los datos que aporta el informe de Sondea, “que los españoles no tenemos muy interiorizado lo que significa cumplir las leyes. La interiorización de la norma es un proceso que se produce entre los 3 y los 6 años de edad, cuando lo que se pretende es que el niño cumpla con las normas sin necesidad de que los padres estén presentes. En este caso, ya de adultos, lo que se desprende del dato es que "no aprendieron bien la lección es su momento”, analiza la profesora de Psicología de la Universidad de Comillas.

Según un comunicado de Securitas Direct, su central de alarmas “controla casi 20.000 saltos de alarma reales al año, es decir, saltos verificados por intrusión o por intento frustrado de robo. De esa cifra, aproximadamente el 60% se producen en alarmas instaladas en negocios, y más de la mitad de éstos, en negocios abiertos al público”, explica Nina Llordachs, directora del área de Negocios de la compañía, que presta servicio a más de 260.000 pequeños negocios en nuestro país.