Elecciones 26J

Rajoy sale reforzado, pero le tocará negociar para seguir en La Moncloa

La llamada al voto útil dio resultado y el PP pescó en el granero de Ciudadanos

El PP precisará el apoyo o la abstención de otras formaciones para gobernar

Atlas

Las elecciones generales han dibujado un escenario parecido al de los comicios del pasado 20 de diciembre, pero han fortalecido y premiado al Partido Popular. La formación de Mariano Rajoy es el partido que más ha mejorado respecto a los anteriores comicios. Aun así, la incertidumbre persiste y no puede asegurarse que el futuro presidente del Gobierno de España será Rajoy. Los populares obtuvieron el 33%de los votos frente a los 28,7% de los pasado comicios. Al cierre de esta edición, con el 98%escrutado, el PP sumaba 137 escaños, por encima de los 123 diputados del 20 de diciembre.

Los nuevos partidos que revolucionaron el mapa electoral en las últimas elecciones, Podemos y Ciudadanos, fueron los grandes derrotados de la noche. Las encuestas fallaron y la coalición de Podemos e Izquierda Unida no logró superar al PSOE. Unidos Podemos consiguió 71 diputados, los mismos que la suma de ambos partidos por separado en diciembre. “Los resultados no son satisfactorios para nosotros”, reconoció visiblemente abatido el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Los socialistas mejoraron sus resultados en porcentaje de votos, aunque pasaron de 90 a 85 escaños. Aun así, evitaron el sorpasso. Ello dejó una sensación de victoria en Ferraz, que durante la campaña electoral vio como por primera vez desde la reinstauración de la democracia podía perder la hegemonía en la izquierda.

Como en la anterior y fallida legislatura, los diputados socialistas pueden tener la llave para desatascar la situación. Sus votos pueden servir para formar una gran coalición o permitir con la abstención un Gobierno del PP. El PSOE  también podría intentar conformar una mayoría alternativa, sin embargo, la aritmética se ha complicado todavía más. A diferencia de diciembre, la suma de votos de PSOEy Ciudadanos no supera los escaños del PP, lo que resta mucha fuerza a ambos partidos. Con la calculadora en la mano, los socialistas podrían alcanzar la mayoría con el apoyo de Podemos y de partidos nacionalistas como Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Convergència Democràtica y el Partido Nacionalista Vasco. Sin embargo, Ferraz ya ha dejado muy claro que no se plantea llegar al poder con el respaldo de formaciones que reclaman la independencia.

El sudoku es endemoniado. La XII legislatura se pondrá a andar de forma oficial el próximo 19 de julio, cuando se constituirán las Cámara legislativas. Se volverán a producir las imágenes de los partidos políticos acudiendo a la Zarzuela a reunirse con el rey Felipe VI. Corresponde al monarca proponer un candidato a la investidura. En principio, debería ser Mariano Rajoy, el cabeza de lista más votada quien tome la iniciativa para formar Gobierno. Sin embargo, el presidente del Gobierno en funciones ya ha anunciado que solo acudirá a la investidura si cuenta con apoyos claros para ganar. De hecho, es la misma postura que mantuvo en la anterior legislatura. Una opción factible es lograr el apoyo del PSOE. El PP podría formar gobierno si los socialistas aceptan entrar en un Gobierno de coalición o se abstienen a favor de Rajoy.

Los populares se sienten hoy más fuertes por la mejora de sus resultados. Especialmente llamativa fue la victoria que obtuvieron en Andalucía, un tradicional feudo del PSOE. La llamada al voto útil que lanzó el PP parece que dio resultado y, a la espera de análisis más detallados, todo indica que muchos votantes de Ciudadanos optaron esta vez por dar su confianza al PP. El partido de Albert Rivera registró un importante descenso, al pasar de 40 a 32 diputados. La suma de votos de PPy Ciudadanos alcanzó los 169 escaños frente a los 160 escaños. Al cierre de esta edición, los votos de PP, C’s, PNV y Coalición Canaria alcanzaba los 175 escaños, a un paso de la mayoría absoluta.

A pesar de la victoria, Mariano Rajoy no tendrá fácil seguir al frente del Gobierno. Y eso es así porque los partidos que pueden allanarle el camino ya han dicho que la regeneración pasa por la retirada del líder popular. Por ejemplo, Ciudadanos se comprometió en campaña a no apoyar ni abstenerse ante una hipotética investidura de Mariano Rajoy.

El peso del nacionalismo en el Congreso se mantiene en niveles similares. ERC y Convergència repitieron resultados con nueve y ocho diputados, respectivamente. El PNVperdió un escaño y paso de seis a cinco y Bildu repitió con dos diputados.

En el Senado, el PP revalidó la mayoría absoluta. Al cierre de esta edición, y con más del 50% escrutado, los populares sumaban 126 senadores, dos más que en los comicios de diciembre. Le sigue el PSOE, que gana un senador y llega a 48 escaños. El tercer puesto es para ERC, que pasa de seis a diez senadores, mientras que CDC sigue el camino contrario y pasa de seis escaños a dos. El cuarto puesto es esta vez para Unidos Podemos, que pierde un senador y se queda en ocho.