Elecciones 26J

El PP gana, el PSOE resiste a Podemos, que se hunde como Ciudadanos

Elecciones generales. Colegio electoral. Colegio Bernadette en Aravaca, Mariano Rajoy votando a las 11:00(DVD 793)
Elecciones generales. Colegio electoral. Colegio Bernadette en Aravaca, Mariano Rajoy votando a las 11:00(DVD 793) EL PAÍS

El Partido Popular ha ganado las elecciones. Con el 97,92% de los votos escrutados, el PP sitúa su representación política en 137 diputados. PSOE logra 85, Podemos obtiene 71 asientos y Ciudadanos 32.

Pacten y pónganse de acuerdo. Ese es el nuevo mandato que surge de las urnas. Los resultados de las elecciones del 26 de junio dejan las cosas casi igual que estaban respecto a la posibilidad de conformar mayorías estables de Gobierno.

Pero no todo es igual, el partido que de verdad puede arrogarse el título de ganador indiscutible es el Partido Popular, es el único que sube en representación parlamentaria respecto al 20 de diciembre, logra 137 escaños frente a los 123 que logró en diciembre, merced a un total de 7,5 millones de votos, cuando en diciembre contabilizó 7,2 millones.

El PSOE de Pedro Sánchez logra sujetar a duras penas los pesimistas vaticinios que aseguraban que sería superado por la unión de Izquierda Unida y Podemos, y cierra la jornada con 85 diputados y 5,2 millones de votos (5,5 millones el 20D), cinco escaños menos que en diciembre, pero a gran distancia de uno de los grandes derrotados de la noche, la unión de Podemos e Izquierda Unida que obtiene 71 asientos. Por tanto el tan anunciado ‘sorpasso’ tendrá que esperar, la teórica fuerza electoral de la alianza de Pablo Iglesias y Garzón se ha desinflado contra todo pronóstico.

El segundo gran derrotado, sin duda, es Albert Rivera. Su estrategia post electoral, formalizando un pacto electoral tras el 20D con el PSOE le ha castigado también contra pronóstico. Ciudadanos obtiene 32 diputados, ocho menos.

Y todo ello en un contexto de bajísima participación. Ha votado el 69,82% del censo con una abstención de 30%, guarismos que ilustran la que es la participación más baja de unas elecciones generales.