Mercados

Recetas para invertir tras las elecciones del 26J

Los expertos aconsejan vigilar los sectores regulados y apostar por compañías con ingresos fuera de España

Recetas para invertir tras las elecciones del 26J

Los españoles vuelven a las urnas este domingo tras seis meses de desconcierto en el panorama político y con los miedos desencadenados tras la victoria del brexit en Reino Unido. Salvo que los sondeos se equivoquen, las elecciones deparan para los inversores una situación incluso más incierta que la que ya se vivió el pasado 20D. Aunque, esta vez, se suma un actor diferente (Unidos-Podemos), los expertos no dudan de que la formación de gobierno llevará “algo de tiempo”, lo que podría tener un impacto negativo en los mercados a medio plazo. Por ello, los analistas recomiendan vigilar los sectores regulados, como el inmobiliario, el eléctrico o el de las constructoras, junto con el sector bancario. Mientras tanto, aconsejan tomar posiciones en aquellos cuyos ingresos se generan fuera de España. 

Una vez que el nuevo gobierno llegue a Moncloa, los expertos barajan diferentes posibilidades. Las exenciones fiscales, los precios mínimos en el sector de la electricidad, la contención de la inversión en infraestructuras, la constitución de una Bankia puramente pública o su fusión con BMN son algunas de las ideas de los candidatos al gobierno, unas propuestas que, de hacerlas realidad, podrían lastrar las cotizaciones de dichos sectores.

Cíclicas: firmas que dependan del ciclo económico

Aunque las compañías que están expuestas a la política española no estarán exentas de volatilidad, existen algunas alternativas de inversión que residen en aquellas empresas sujetas al ciclo económico global. Teniendo en cuenta que las previsiones de crecimiento del FMI(Fondo Monetario Internacional) para España en 2016 se sitúan en el 2,6%, muy por encima respecto a la Eurozona, que crecerá un 1,5%, existen valores que pueden salvarse de la incertidumbre y las reformas que lleve a cabo el nuevo gobierno. Algunas de estas compañías son ArcelorMittal, Técnicas Reunidas (que también cuenta con gran presencia internacional) o Acerinox, valores que, no obstante, también deben de lidiar con la evolución de las materias primas y, especialmente, del petróleo, que sigue inmerso en sus vaivenes debido al exceso de producción y la falta de acuerdo entre los países productores.

Otra opción interesante para los inversores también podría ser Ferrovial. Aunque se trata de una constructora, muy expuesta a los Presupuestos Generales del Estado, analistas como Natalia Aguirre, de Renta 4, aseguran que podría ser un buen valor “siempre y cuando no se toquen los servicios públicos”. No obstante, a corto plazo, el brexit será ahora quien marque su cotización, al igual que la de IAG, que es otra de las apuestas de los expertos. “IAGes una buena empresa para tener en cartera. Eso sí; no podemos olvidarnos del brexit, que ha condicionado y condicionará la cotización del grupo en las próximas semanas”, apunta Manuel Pinto, analista de XTB. Actualmente, un 82,1% del consenso de analistas recomienda comprar acciones del holding de aerolíneas y un 16,7% aconseja mantener. Además, los expertos le otorgan un potencial del 79,7%.

Gigantes: buscar empresas con presencia en el exterior

Mientras los españoles acuden a las urnas este domingo y se decide quién será el próximo presidente del gobierno, las dudas estarán servidas. Por ello, los expertos aseguran que una de las mejores opciones en tiempos de incertidumbre es apostar por aquellas compañías con gran presencia internacional que generen un buen volumen de sus ingresos en el exterior.

Ese sería, por ejemplo, el caso de Grifols, que está generando más ganancias en Estados Unidos que en España. “La diversificación geográfica de beneficios es importante y qué mejor que EE UU”, afirma Pinto quien explica que si finalmente la Reserva Federal estadounidense lleva a cabo nuevas subidas en los tipos de interés, la farmacéutica podría verse beneficiada con la apreciación del dólar.

Además de Grifols, otra de las alternativas de inversión sería el gigante Inditex. La compañía, que cuenta con presencia en EEUU, China y Europa, en general, goza de prestigio a nivel internacional y de buena reputación entre los analistas. En concreto, un 57,5% recomienda comprar, un 27,5% aconseja mantener y solo un 15% se decanta por vender. Todo ello, después de que la empresa textil presentara unos resultados mejor a lo esperado la semana pasada. “Inditex ha tenido un comportamiento muy superior al de toda la industria”, señala Anthony Guglielmo, analista de Raymond James. Por su parte, los analistas de Sabadell aseguran en su último informe que sus estimaciones para todo el año podrían subir ligeramente tras los resultados del primer trimestre presentados por la compañía de Amancio Ortega.

Banca: el sector, en vilo por una Bankia pública

Los resultados de las elecciones de este domingo también van a ser determinantes para el sector bancario doméstico, que podría verse afectado por los posibles repuntes de la prima de riesgo española y por la paralización de las fusiones entre distintas entidades. “Se esta hablando de incremento de impuestos... tasas a las transacciones financieras, algo que al final afectaría a todo el sector bancario”, explica Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4.

Entre algunas de las propuestas electorales destaca la intención de Unidos Podemos de hacer de Bankia una entidad pública. El resto de partidos, no obstante, plantea su fusión con BMN, mientras que los miembros del PSOEabogan por un banco público únicamente a través del ICO(Instituto de Crédito Oficial). “En caso de que pudiera haber una fusión entre Bankia y BMN sería mejor para la entidad de Goirigolzarri”, señala Pinto, de XTB. Sin embargo, el experto asegura que, puesto que existe un gran número de bancos en España, “antes o después va a haber movimientos y Bankia va a estar en todas las quinielas”.

No obstante, hasta que ese momento llegue, el sector bancario doméstico va a seguir sumido en la incertidumbre y sufriendo volatilidad. “La inversión (entendida en un sentido amplio e incluyendo Bolsa, deuda, mercado inmobiliario…) precisa de un marco estable para saber con qué cartas juega. Los inversores necesitan saber si la nueva política seguirá la línea de reformas emprendida por el gobierno de Rajoy a la luz de las exigencias de Bruselas, si habrá cambios en las leyes o qué ocurrirá en determinados sectores regulados”, apunta Victoria Torre, jefa de análisis y producto de SelfBank.

Constructoras: Ferrovial y ACS, las menos vulnerables

Las empresas constructoras también se la juegan este 26J. La mayoría de los partidos políticos propone contener la inversión en infraestructuras, algo que años atrás parecía impensable. Sin embargo, las inversiones estratosféricas de las legislaturas anteriores parecen haber llegado a su fin. Si PPo PSOE llegan a la presidencia, una de las medidas que proponen es eliminar los peajes en aquellos lugares en los que vayan venciendo.

Además, la posible incertidumbre política que se derive de estas elecciones también podría afectar a los contratos de estas empresas. Ese ha sido el caso de FCC, que se ha visto perjudicada tras las elecciones en Cataluña. La compañía, que tenía un contrato por unos 100 millones de euros para el mantenimiento del alcantarillado de Barcelona, ha visto cómo el proyecto se ha ido paralizando. No obstante, no todas las empresas del sector se verán lastradas. Algunas firmas como Ferrovial o ACS, que cuentan con presencia en otros países, apenas sufrirán las consecuencias de las elecciones.

Junto con las constructoras, otras empresas que verán mermada su cotización podrían ser aquellas que tengan un mayor nivel de deuda. “Si se lleva a acabo el incremento del gasto público, que es lo que plantean las políticas de izquierdas, notaríamos un impacto negativo en la prima de riesgo y en los costes de financiación de dichas compañías”, asegura Aguirre, de Renta 4. Asimismo, el sector inmobiliario también se podría ver lastrado. “Un escenario de incertidumbre prolongado sería una invitación en toda regla para que los inversores foráneos se lo piensen dos veces antes de destinar dinero a proyectos en nuestro país”, comenta Victoria Torre, de SelfBank.

Eléctricas: compañías con mucho que sufrir

El sector de las eléctricas es, junto con el bancario, probablemente el mayor perjudicado de los periodos de incertidumbre política y de los cambios de gobierno. Según los expertos, algunas de las propuestas de los candidatos a la Moncloa podrían dañar a este sector, que depende, fundamentalmente, de la regulación del gobierno. “Cuanto más continuista sea el gobierno con las políticas económicas, mejor lo acogerá el mercado. Una coalición de izquierdas podría ir más en contra de sectores como el de las utilities”, apunta Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4. Entre los valores que más sufrirían, los analistas coinciden en que Endesa y Red Eléctrica serían dos de las compañías cuya cotización se vería más mermada, puesto que son las empresas que más beneficios generan en España. Hasta el momento, ambas compañías no se han visto excesivamente perjudicadas en el parqué español. En lo que va de año, Red Eléctrica se deja un 5,52%, mientras que Endesa cede un 12,74%. Las recomendaciones de los analistas del consenso, sin embargo, no son, precisamente, positivas. Para la primera, un 38,7% de los expertos aconseja comprar, mientras que para la empresa presidida por Borja Prado tan solo un 17,9% de los analistas se muestra optimista con sus títulos.

“No van a favor del sector eléctrico algunas de las alternativas que se han ido barajando en los últimos años, tales como exenciones o precios mínimos”, señala Victoria Torre, jefa de análisis y producto de SelfBank, quien explica que se trata de un sector regulado, que podría “llegar a sufrir los rigores de un intervencionismo que dañara sus cuentas de resultados”. La experta aclara, además, que no solo se trata de este impacto, sino que los efectos podrían ampliarse a otros sectores regulados dando lugar a un traslado de las sedes de algunas compañías para ampararse en otras jurisdicciones, además de un parón de las inversiones y una huida de capital ante “la inseguridad jurídica” que se generaría.
“En las propuestas de los candidatos se está hablando, sobre todo, del cierre de centrales nucleares y de dar más impulso a las energías renovables”, señala Aguirre. En este sentido, la experta añade que una reforma profunda del sistema eléctrico (que incluiría, entre otras, auditoría de costes) afectaría seriamente a las empresas del sector, especialmente, a Endesa y a Red Eléctrica.

Por ello, aunque los expertos apuntan que estas compañías apenas muestran volatilidad en condiciones normales para los mercados, durante el pasado mes de diciembre ya el sector energético registró caídas significativas tras los resultados de las elecciones generales. En este contexto, las recomendaciones de los expertos se basan en diversificar la cartera dependiendo de los beneficios que generan las compañías desde un punto de vista geográfico, tratando de evitar la exposición a España.