Blogs por Alexis Ortega

Y los indecisos decidieron: romper el "status quo".

Finalmente, y en contra de los que parecía anunciarse al cierre de los colegios electorales ayer noche, el Reino Unido ha decidido salirse de la UE. El resultado del referéndum daba una victoria a esa opción ("Brexit") por un 51,9% frente a la opción contraria ("Bremain") que se situaba en un escaso 48,1%. La diferencia en votos de ambas opciones es de algo más de un millón. Demasiado para ser ignorada. La participación alcanzaba el 72% por encima de las últimas elecciones presidenciales de 2015 (66,4%), aunque lejos de los ratios alcanzados en la consulta sobre la independencia en Escocia del 2014 (84,6%).

La reacción de los mercados no se hizo esperar. Nada más conocerse la noticia, la libra esterlina se depreciaba abruptamente (algo más del 8,0% frente al USD) hasta los 1,37 GBP/USD (1,40 en vísperas de la noticia) mientras que con el euro la caída era menor (el EUR también se depreció contra el USD) ya que fue de "apenas" un 6,0% cruzándose operaciones actualmente en 0,8100 EUR/GBP.

Hay que tener en cuenta que las encuestas que se manejaban en la mañana de ayer, de las cuales se desprendía un fuerte apreciación de la libra esterlina y los mercados bursátiles, hicieron más vulnerable a ambos al resultado de finalmente se conocía esta madrugada. En parte esta reacción es fruto del "triunfalismo" (o espejismos) que corría ayer y que descontaba un Reino Unido que se mantendría dentro de la UE.

Una vez roto el "status quo", el Reino Unido se enfrenta a una serie de incertidumbres que van atener lugar en los próximos 2-3 años. Primero porque habrá de negociar los términos en los que "liquidará" su relación actual con la UE. Pero no quedan ahí las cosas. La fuerte disparidad regional del voto (no hablemos ya de la generacional) abre una brecha dentro de las fronteras del país. Irlanda del Norte o Escocia han optado mayoritariamente en el referéndum de ayer por la permanencia. Esta última ha tenido recientemente un referéndum para la independencia que se perdió precisamente por que de lograrla, el Reino Unido obstaculizaría su entrada en la UE. Resultaría curioso que precisamente el referéndum de ayer los avocara a una salida de la UE, habiendo ellos renunciado a su deseo de independencia precisamente para salvaguardar su permanencia en la misma.

Otras consecuencias de la decisión de ayer podría ser la devaluación de la libra esterlina y un fuerte repunte de la inflación y menor crecimiento, sin el recurso a una subida de tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra. Precisamente éste último recientemente sugirió que la salida del Reino Unido de la UE podría llevar a aparejado una recesión, incluso antes de que termine el año. Quizás podría ser más probable que el banco central británico incluso anuncie una rebaja de tipos de interés con el fin de mitigar el riesgo potencial de contracción de la inversión y el crecimiento del Reino Unido.

No cabe descartar ninguna medida, y menos en el entorno actual de actuación de los bancos centrales occidentales. Piensen en tipos de interés negativos, intervenciones en el mercado de divisas con el fin de proteger el valor de la libra (ha habido rumores de que el Banco de Japón intervino esta mañana temprano para frenar la apreciación del yen) o una expansión del balance (QE) que lleva estancado desde hace unos años. Ya veremos lo que pasa en la reunión de julio del MPC del Banco de Inglaterra. Su reacción será fundamental.

En la UE la onda expansiva de la explosión de ayer puede dar lugar a posibles movimientos secesionistas dado que el germen de todo ello es el populismo (disfrazado de nacionalismo) que se extiende sin cesar.Lo de ayer no es más que gasolina para ellos. Los primeros en reaccionar han sido los holandeses (lógico dada la cercanía geográfica y cultural con el Reino Unido) cuya extrema derecha plantea realizar también un referéndum sobre este mismo asunto. Políticamente es un golpe fuerte para el proyecto europeo. En lo económico es probable que limite el crecimiento para el próximo año, aunque en bastante menor medida que en UK.

Pero las repercusiones no acaban ahí. Como decíamos ayer, en caso de victoria ayer del "status quo" ("Remain") la Reserva Federal se vería obligada a romper el "status quo" de lo que hemos llamado repetidamente el típico "Si, pero no". Ha ganado lo contrario: la ruptura del "status quo" británico. La Reserva Federal puede mantener si típico "Si, pero no" y todo el mundo lo entenderá (incluso aplaudirá).

A corto plazo todo esto puede seguir funcionando, pero ocurre con un ya muy débil estado de la economía a nivel global. Los bancos centrales velarán porque los efectos sean limitados, pero las herramientas monetarias son ya de por sí, muy escasas, y cada vez menos afectivas.

El "status quo" tiende defenderse desesperadamente para proteger los cambios. Aunque estos sean necesarios y la "ira de las poblaciones" lo este exigiendo de manera ya muy acusada. No descarten reuniones de emergencia en Frankfurt, Tokio, Pekín o Washington si los mercados no logran "estabilizarse" (eufemismo de "no bajar"). Tampoco descarten soluciones impensables hace apenas unas semanas. Todo puede ocurrir.Todavía es pronto para saber que puede pasar, pero una conclusión puede parece ya clara: me da la ligera impresión de que el mercado no ha descontado todavía los suficiente el impacto político y económico de la decisión de ayer de los británicos de romper el "status quo".

Comentarios

Pero, ¿qué queremos?Se ha pagado y se pagará muy caro la inclusión de países exóticos a la Unión Europea y siquiera el debate de la inclusión de Turquía. Sin la voracidad alemana para colocar sus productos en nuevos mercados coloniales, el resultado hubiera sido otro.Sin el apetito francés por la explotación de mano de obra barata en forma de la creación de gigantescas ciudades gueto en la Unión Europea de raíces cristianas, e incluso en comarcas enteras donde el espectro radiofónico es exclusivamente copado por emisoras en árabe, probablemente el resultado hubiese sido otro.Sin la crónica corrupción moral, económica, institucional, judicial y política en los países mediterráneos, el resultado hubiese sido distinto.Con el espíritu de una UE de naciones (post Revolución Francesa) libres, en contraposición a la glorificación de los estados funcionariales tecnocráticos, el resultado hubiese sido distinto.Sin la corrupción moral de la UE cohesionada bajo chantaje económico de las transferencias 'sin contrapartidas', el resultado hubiese sido otro.En riesgo de autoliquidarse económicamente a si misma, pero con un plan B pro atlantista, una nación que demuestra capacidad de integración con un alcalde musulmán en su gran capital, vencedora y no olvidadiza del fascismo y totalitarismo, e indemne a la partitocracia estatal que azota a los demás miembros clave de la UE que tanto encanta en España, ha dado una lección de libertad.Especialmente en España, el país del 11-M, reino del relativismo moral, donde se ensalza y se quiere hacer partícipe de la fiesta fiscal a los fascistas-totalitaristas de dos tipos, provincianos y aspirantes a ganadores de una guerra 80 años después de haberla perdido, con el fin de que no remuevan poltronas ni derechos adquiridos, y donde la libertad queda relegada ante la dictadura de la manada ignorante con sus caudillos forrados que la dirigen a discrección, la lección es oportunísima.
Pues considero que la disparidad generacional es muy importante en este caso: el futuro del Reino Unido ha sido determinado por personas de edad avanzada pertenecientes a clases pasivas y que en 15 o 20 años habrán fallecido en su mayoría. Europa y el Reino Unido deberían tenerlo en cuenta.
BREXIT LOS MERCADOS Y MI ESTRATEGIA UTILIZADAEn esta ocasión voy a comentar la estrategia empleada por mí en los Mercados de Renta Variable ante el referéndum del Brexit que se nos avecinaba.Podéis ver esta información en:http://tendenciadefondo.com/brexit-los-mercados-estrategia-utilizada/
SOCIEDAD DE PROPIETARIOS, SOCIEDAD DE DONNADIES.- Las consecuencias del resultado afirmativo del referéndum separatista antieuropeísta británico van a ser muy malas porque los procesos de unificación aduanera y monetaria no son reversibles. Por un lado, estamos condenados a que, entre la Unión Europea y Reino Unido, siga siendo libre la circulación de bienes y capitales (de personas, no), aunque con otros procedimientos administrativos más rígidos; y, dentro de una gran área monetaria unificada, como lo es la eurozona, es imposible montar monedas fragmentarias. Pero, por otro lado, las políticas monetaria y fiscal, en su doble vertiente tributaria y presupuestaria, van a ser independientes. El separatismo es un problema de diseño del sector público administrativo que, a corto plazo, afecta poco al sector privado; de ahí que estos días se escuche tanto "aquí no pasa nada", aunque en medio de un desplome bursátil nunca visto y de la alteración definitiva en los mercados de divisas. Las llamadas a la tranquilidad suenan demasiado al "no corráis que es peor" del cojo en el picnic cuando aparece el toro. Donde el separatismo es letal a largo plazo es en cuanto a las funciones del sector público:- asignación de recursos;- provisión de bienes y servicios;- redistribución de la Renta; y- estabilización macroeconómica. La soberanía monetaria británica tendrá que decidir si anclarse al dólar norteamericano o al euro; y, entonces, las cañas de los efectos beneficiosos del separatismo se tornarán lanzas. En la eurozona, las expectativas deflacionistas propias de la nueva Era Cero, ya muy arraigadas, se afianzarán. El euro, como divisa, pasará de fuerte a fortísima, lo que permitirá una política monetaria aún más ultralaxa de la que ya hay, aumentando la presión por ganar productividad. Viene, por fin, la "paneuropeización" de la banca y de buena parte de las grandes empresas; y, en los 27 Estados, 258 regiones y 190. 000 administraciones públicas locales de la UE, el objetivo general de consolidación fiscal pasará a ser una idea no ya obsesiva, sino paranoide. Apéense de toda fantasía los "antiausteridadistas", ya los del lado del gasto presupuestario, ya los de los ingresos tributarios. Solo se escuchan explicaciones político-culpistas al Brexit:- para la mayoría, los políticos culpables serían los británicos;- para una minoría, los de la Unión Europea. Todos se olvidan de que, en el mejor de los casos, más o menos la mitad de la población británica es separatista y antieuropeísta. ¿Porqué tanto separatismo? Solo se escucha:- "Es el sinsabor de la crisis el causante de tanto populismo" Pero nosotros sabemos que no hay que hablar de populismo sino de "capitalistito-popularismo". El problema es que el Movimiento Indignado también aspira a la extracción improductiva del Pisito & Paguita & Cartillita; de ahí lo correcto que es que el comunismo convencional se infiltre en él. El caso es que, unos porque no gozan de rentas "popularcapitalistas" y otros porque están empezando a dejar de gozar de ellas, esta corrupta de "sociedad de propietarios", tan cacareada desde los 1980, se ha convertido en un infierno de donnadies llorones, cada uno con su particular al-Dawla al-Islāmīya en las malolientes letrinas de su "himbersión". Huele a muerto. Vamos a ver qué pasa en las elecciones generales hoy, en España. Pero somos muy pesimistas, salga lo que salga. Esto se está torciendo mucho más de lo que pensábamos, señores. Hay demasiada resistencia en los confabulados por la Guerra Total pro-popularcapitalista. Nunca olviden que los líderes separatistas británicos han vendido su éxito como una victoria sobre la banca y el gran capital.https://www.youtube.com/watch?v=Kp3HgIu9ti8No obstante tenemos una cosa muy clara: los desequilibrios son de tal magnitud que es imposible que todo siga como si nada, de modo que LA ACELERACIÓN DE LA TRANSICIÓN ESTRUCTURAL ESTÁ SERVIDA. Lo que no sabemos es si será para bien o para mal. Gracias por leernos. ___P.S.: Para muestra de nuestro pesimismo, vean este botón. http://www.elmundo.es/economia/2016/06/15/5761011dca4741b44c8b45cd.html Echegoyen, la cara visible de la Sareb, con tu dinero, contribuyente, utiliza los medios de comunicación para exhibir obscenamente la podredumbre de la usura inmobiliaria: - JACTANCIA CON EL ANTIMERCADO INMOBILIARIO (aumentos de la cantidad ofertada no se corresponden con disminuciones de precios, sino con aumentos): "La gente compra inmuebles para ser alquilados y eso está elevando los precios de los alquileres". - ACAPARAMIENTO Y RACIONAMIENTO: "No nos viene bien que la banca esté intentando vender más deprisa; pero la Sareb dispone de tiempo para vender sus activos". - REGODEO CON LA MALA MARCHA DE LA ECONOMÍA: "El ladrillo es consustancial al ser humano ibérico; no existe alternativa de inversión"..En estas palabras, nosotros vemos "whisful thinking" e inmocinismo, aparte de congeladurismo obsceno. Nuestra contestación:- supresión de la lenidad tributaria con de las rentas por alquileres;- reinterpretación del tiempo de maniobra de la Sareb, que no es tiempo para mantener congelado sino tiempo máximo para conseguir vender; y- que el nivel general de precios siga bajando, de modo que la mejor inversión sea, para quien tenga dinero (dulce sueño), mantenerse con él en el bolsillo.
EL MIEDO DE LA MAYORÍA NATURAL NOS CONDENA A LA POBREZA.- En las democracias, se ganan las elecciones administrando los intereses de la mayoría de quienes tienen derecho de voto y lo ejercen. El sistema capitalista no es formalmente democrático, como sabemos los accionistas de los empresones cuando acudimos a las Juntas de Accionistas. La descomposición del modelo popularcapitalista ha hecho entrar en contradicción los intereses de su mayoría natural con los del sistema capitalista. La burbuja inmobiliaria es antisistema. La inflación (alza generalizada de precios) es antisistema. Los tipos de interés altos son antisistema. El sistema quiere maximizar las rentas (minúscula plural) empresariales y salariales. "Houston, tenemos un problema": para vivir mejor, cada vez hacen falta menos empresas y menos asalariados convencionales. Solución: la redistribución de la Renta (mayúscula plural) por el Estado. La nueva Era Cero, que viene en sustitución del modelo popularcapitalista ochentero, tiene más elementos de economía de planificación central de los que pueden permitirse los puritanos ofertademandistas. Pero una cosa son los escrúpulos y otra el puritanismo. La mayoría natural popularcapitalista sabe que sus intereses son antisistema, y tiene miedo. Y su miedo es muchísimo porque la avaricia fue mucha, y en términos absolutos el miedo es superior a la avaricia por el sesgo cognitivo del cerebro humano, al que le duelen más las pérdidas que placer le dan las ganancias. El pánico de la mayoría natural popularcapitalista británica a perder su extracción improductiva de rentas le ha llevado anteayer a la monstruosidad de romper la Unión Europea mediante un referéndum superfluo, con consecuencias letales a largo plazo. El mismo pánico de la mayoría natural española, esclavizada en un pacto fáustico socioeconómico, le ha llevado ayer al sinsentido de concentrar el voto en el partido político que, por excelencia, representa el modelo popularcapitalista muerto. No pasaría nada si el otrora popularcapitalistita estuviera mutándose en una suerte de "lishni chelovek" hortera, nihilista y melancólico. Pero, en masa, las mayorías naturales están situando bombas de relojería en la política económica por la sencilla razón de que NO HAY DINERO para financiar ninguna vuelta a los supuestos años de vino y rosas en el jardín de los cerezos del capitalismo popular, cuando todos se creían rockefellers por tener su nombre en los registros públicos de los pisitos, paguitas y cartillitas. DADO QUE NUESTRA MONEDA, EL EURO, ES MUY FUERTE, hágannos caso por una vez, no escuchen a quienes predican el odio al dinero, a los bancos y a las autoridades monetarias y fiscales, y PROCÚRENSE LA MÁXIMA LIQUIDEZ POSIBLE. Esta es la última oportunidad para vender sus inmuebles; y, en el caso español, no estamos hablando ni de años, ni de trimestres, ¡sino de semanas! No se fíen del nivel de las Bolsas, que hace ya tiempo que las bajaron con poco volumen real, para preservarlas del estrangulamiento financiero que vivimos. Esperen a los efectos de la política de adquisición de deuda corporativa por el Banco Central Europeo. Recen para que haya suficiente Poder en el poder para descafeinar estas decisiones desesperadas de la mayoría natural, tan maliciosas para con sus propios hijos. Desde luego nos está tocando vivir un calvario. Pero nuestro "timing" sigue en pie:- BURBUJA 2006-2010, - CAPITULACIÓN 2010, y - TRANSICIÓN ESTRUCTURAL 2025;con la OFICIALIZACIÓN DEL ESTRANGULAMIENTO FINANCIERO TOTAL FINAL este otoño (02/10/2016, por poner una fecha coincidente con la presentación de los Presupuestos para 2017 y la publicación por el Banco España de su Boletín Económico de septiembre) y el pistoletazo de salida para la SEGUNDA CRISIS DE ENTIDADES DE CRÉDITO y el SEGUNDO PINCHAZO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA. Si, en España, no empieza la dosificación ya, tras una década mareando la perdiz, prepárense para tensiones muy importantes en el próximo futuro. No obstante, a diferencia del golpe de Estado británico, el español tiene solución inmediata: que Unidos-Podemos reconozca su soberbia y entregue el Gobierno activamente a una coalición del PSOE con Ciudadanos, de modo que haya caudal político para poner en marcha la Política de Rentas Integral que extienda la represión del rentismo financiero al resto de rentismos improductivos, aparte de cambiar la Ley Electoral. ¡Dios nos oiga! Gracias por leernos.
Perdón, donde pone "BURBUJA 2006-2010", pongan "BURBUJA 1986-2006".
(A ver cómo nos explica PPCC que, a pesar de que todas sus previsiones han sido fallidas, el Ortograma sigue imparable. El asunto es fenomenal, empieza la disolución de la UE y prácticamente se dibuja un conflicto pavoroso en los 30´s de este siglo en Europa y especialmente en España.)
Normas