Referéndum en Reino Unido

La banca de inversión sabrá si hay 'brexit' antes que tú

Fuentes financieras señalan que varias entidades utilizan a sus empleados, o han contratado personal para realizar sus propias encuestas y estudios a pie de urna

Papeletas del referéndum británico
Papeletas del referéndum británico

Los mercados se antojan tranquilos y la libra asciende con fuerza conforme los inversores se convencen de que la permanencia de Reino Unido será el resultado ganador del referéndum que se celebrará hoy. Pese a ello, la gran banca de inversión sigue con el ceño fruncido y a la espera de cualquier eventualidad que pudiera cambiar el curso de los acontecimientos.

Las últimas encuestas realizadas en el país británico apuntan a un resultado muy parejo entre los eurófobos y los contrarios al brexit. "En Reino Unido el periodo desde que se convocó el referéndum hasta hoy ha sido como una montaña rusa de sentimientos. Aunque los sondeos no variaban mucho, por las emociones de la gente daba la sensación de que cualquier cualquier cosa podía pasar porque unos momentos parecía que arrasaría la permanencia y otros el brexit", explica Salvador García, cofundador de Ebury, fintech instalada en Londres.

Ante esta incertidumbre que el mercado está pasando por alto, los inversores institucionales han sentido la necesidad de conocer lo antes posible el resultado de un referéndum que afectará de forma notable a sus operaciones. "La banca privada está utilizando a sus empleados o ha contratado a gente, según la entidad, para realizar sus propias encuestas a pie de urna, elaborar estudios y adelantarse a los resultados que se conocerán el día 24 entre las seis y las siete de la mañana hora española", comentan fuentes financieras. 

Así, podrían registrarse movimientos súbitos en los mercados, como fuertes ventas o compras de libras o activos vinculados a la divisa británica antes siquiera de que se conozca el resultado del principio del escrutinio. 

Según estas mismas fuentes financieras, Citi, Goldman Sachs, Deutsche Bank, JP Morgan, HSBC, Royal Bank of Scotland, Barclays y Lloyds son, entre otras, las entidades que han previsto estas medidas excepcionales para tratar de anticiparse al resultado del referéndum británico.