Pagos sociales

Circle ultima su entrada en España tras captar 60 millones de inversores chinos

Una persona utilizando la aplicación móvil de pago social.
Una persona utilizando la aplicación móvil de pago social.

Circle, la app estadounidense en la que participa Goldman Sachs y que permite a los usuarios realizar y recibir pagos de forma instantánea y enviar dinero a terceros desde el móvil con solo hacer una foto de sus tarjetas de crédito o débito, llegará a España para final de este verano. La compañía, que ya permite hacer pagos en EE UU en dólares desde finales de 2015 y en libras desde que este abril entró en Reino Unido tras cerrar un acuerdo con Barclays, empezará a aceptar pagos en euros con su expansión en Europa. En el resto del mundo, Circle funciona actualmente solo mediante bitcoins.

España será el segundo país europeo donde Circle lance su servicio (después planea ir a otros) “por la fuerte penetración del móvil, el apetito que hay de nuevos servicios y por el número de inmigrantes latinoamericanos que envían regularmente dinero a sus países”, explica a CincoDías Marieke Flament, su directora para Europa.

El impulso a su internacionalización llega tras desvelar hoy que han cerrado una nueva ronda de financiación de 60 millones de dólares, en la que han participado antiguos accionistas, pero fundamentalmente importantes empresas chinas. Entre ellas, la entidad de capital riesgo IDG Capital; Baidu (el Google chino); CICC Alpha, organismo de inversión de capital del China International Capital, principal banco de inversiones chino; EverBright Investment, filial de uno de los principales bancos comerciales del país, WanXiang, y CreditEase, una de las mayores plataformas de préstamos P2P del mundo.

“Es la primera vez que estas empresas invierten en blockchain, la tecnología en la que se basa la moneda virtual bitcoin y sobre la que funciona Circle, que permite transacciones financieras seguras sin intermediarios, con el consiguiente ahorro de costes para las partes”, destaca Flament, que asegura que Circle buscó desde su origen “que el envío de dinero –hoy muy lento y caro– fuera algo tan sencillo como enviar un email o utilizar una aplicación de mensajería instantánea, y todo con un coste mínimo”.

Circle, que ronda 1.000 millones de dólares transaccionados al año, se vuelca en esta primera fase en captar una gran base de usuarios. “El dinero vendrá después”, dice Flament, que cuenta que en los últimos 12 meses su número de clientes ha crecido un 300%, aunque no da cifras concretas de usuarios.

Joseph Liang, presidente y consejero delegado de CICC Alpha, justifica su inversión en Circle asegurando que la tecnología de Blockchain jugará un papel crítico en la transformación de la industria global de servicios financieros. “Circle es una excepcional startup de tecnología blockchain con una gran visión y equipo para transformar al consumidor de la industria financiera. Confiamos en construir un brillante futuro juntos”. Una idea que comparten el resto de inversores. "Nosotros queremos conectar a los usuarios en los pagos utilizando dólares, libras, euros y yuanes de la misma manera que la web, el email y otros protocolos han conectado consumidores globalmente", insiste la directiva.

Referente en el sector de los pagos sociales

Circle, que fue fundada en EE UU en 2013 por dos reconocidos emprendedores tecnológicos Jeremy Allaire (Macromedia y Brightcove) y Sean Neville (Adobe), es ya una firma destacada del sector emergente de los pagos sociales. Hoy cuenta con 90 empleados y oficinas en San Francisco, Boston, Dublín y Londres, donde tiene la central europea. La compañía planea fichar algunas personas en España para ocuparse del marketing y de la relación con los reguladores, pues como dice Flament “queremos cumplir con las normas de cada país”.

En su afán de ser global, la startup estadounidense acaba de crear también una empresa en China (Circle China) para ofrecer sus servicios en ese país en yuanes (la moneda local). Antes de la nueva ronda de financiación, la firma ya había obtenido fondos por 76 millones de dólares de compañías como la citada Goldmand Sachs, IDG Capital Partnes (Tencent), Breyer Capital (Facebook) y Accel Partners. Flament aclara que la última inversión obtenida la dedicarán no solo a su expansión internacional sino también a mejorar su producto.

Circle Pay puede descargarse de forma gratuita para iOS y Android y, según la compañía, no hay límites de los importes. “Cada usuario puede enviar, recibir o retirar la cantidad que desee”. La mensajería interna de la app permite enviar textos, fotos, emoticonos y GIFs animados para hacer más divertidos y personalizados los pagos. “Algo que gusta mucho a los jóvenes”, dice Flament, que también destaca que el dinero está protegido con diferentes funcionalidades. Circle, que compite con Paypal, es compatible con miles de monederos digitales y sitios de comercio electrónico que admiten el dinero digital.