Referendum

El brexit complicaría el marco legal a la industria musical

Ambiente Mad Cool Festival.
Ambiente Mad Cool Festival. EL PAÍS

La votación del próximo 23 de junio por el brexit afectará a la industria musical, asegura la plataforma Ticketbis.com en un comunicado. "Cada vez son más los fans que viajan por todo el mundo para asistir a conciertos o festivales", asegura la empresa, que afirma que en lo que va de año, de todos los usuarios españoles de la plataforma que compran entradas para conciertos, el 8,18% lo hace para eventos fuera de España y en festivales este porcentaje es un 41,11%.

La plataforma elabora un informe en el que asegura que los músicos británicos podrían necesitar permiso de trabajo para actuar en un país europeo, posible incremento del precio de los discos y el merchandising que ahora están exentos de pagar IVA ni derechos de aduana entre países de la UE y también podría encarecerse el precio de los vuelos. La Unión europea proporciona un marco legal sólido que beneficia a la industria musical, ordena y simplifica aspectos legales como los derechos de autor.

"Artistas como Adele o Coldplay probablemente no noten la diferencia ya que cuentan con recursos suficientes para adaptarse al nuevo escenario", asegura Ticketbis. "Sin embargo, grupos que están empezando sí podrían encontrarse con mayores dificultades a la hora de planificar su giras y de hecho, solamente podrán actuar si un promotor les hace una oferta para llevar a cabo el concierto. Las dificultades administrativas añadidas podrían hacer que los promotores se lo piensen dos veces antes de dedicar su tiempo programar actuaciones de artistas menores que no generen beneficios a gran escala".

Otra de las realidades que refleja el análisis es que los principales cambios que se podrían avecinar afectarían, en mayor medida, a los ciudadanos británicos ya que ellos siempre han sido componentes “especiales” de la UE y a la hora de trabajar en el Reino Unido los artistas europeos no tenían las mismas condiciones que ofrecen otros países. Por ejemplo, a día de hoy sí es necesario un permiso de trabajo para dar un concierto en Reino Unido.

El referéndum por el brexit llega en un periodo de claro dominio británico del panorama musical internacional y los españoles somos grandes seguidores de los grupos del país. De hecho, en lo que va de 2016, los usuarios españoles de la empresa de venta de entradas son los extranjeros que más entradas han comprado para asistir a conciertos en el Reino Unido y, a su vez, los británicos son los segundos compradores internacionales de música en directo en nuestro país después de los franceses.