Editorial

Salto cualitativo de MásMóvil

MásMóvil ha culminado un largo proceso negociador, en el que ha pugnado duramente con Zegona (dueña de Telecable), y se ha impuesto al grupo británico como comprador de Yoigo a la sueca Telia por 612 millones de euros. Con esta adquisición, a la que hay que sumar la reciente de Pepephone por 158 millones, MásMóvil se consolida como cuarto operador en España.

Pero lo trascendente de esta compra es que a este importante salto cuantitativo añade el cualitativo de pasar de ser operador virtual a convertirse en uno de los cuatro operadores de red de telefonía móvil que hay en España. Yoigo dio beneficios por vez primera en España el pasado ejercicio y ha tenido varios pretendientes en los últimos tiempos. Esto no hacía más que confirmar la disposición a vender y el poco interés por el mercado español de Telia. Al sumar los 3,3 millones de clientes de móvil de Yoigo, dos terceras partes de ellos en contrato, una red propia que da cobertura al 85% de la población y 800 puntos de venta, MásMóvil adopta un papel mucho más dinámico para competir con los tres grandes, Movistar, Vodafone y Orange; para seguir creciendo y ampliar su actividad. Por lo pronto ya ha prometido una política de precios bajos. Todo ello será más positivo si sirve para impulsar la competencia y mejorar el servicio a los clientes.