Reestructuración del sector financiero

La banca ficha a KPMG y N+1 para crear una gran sociedad de tarjetas

Los consejos de 4B, Servired y Euro 6000 aprueban su fusión

Abanico de tarjetas de diferentes entidades financieras
Abanico de tarjetas de diferentes entidades financieras

Los bancos que integran Servired, 4B y Euro 6000 han aprobado la fusión de sus sistemas de medios de pago. El proyecto supondrá la creación de una nueva sociedad, que será una de las mayores de Europa en medios de pago. KPMG, N+1 y Boston Consulting están realizando el nuevo plan de negocio de la firma resultante de la integración. Pretenden que esté listo en septiembre para remitirlo a Competencia.

La fusión de los tres sistemas de pago existentes en España, Servired, 4B y Euro6000, avanza. Los bancos de Servired dieron hace unos 10 días el sí a la operación de integración de este sistema de medios de pago con 4B y Euro 6000. Los bancos de 4B lo hicieron la semana pasada, lo mismo que los de Euro 6000, cuyo consejo lo aprobó el viernes. La idea es crear una sociedad común que les permita un ahorro de costes significativo, además de simplificar la operativa al existir solo un sistema en vez de los tres actuales. Europa, el BCE y el Banco de España han insistido en varias ocasiones en la peculiaridad de los sistemas de medios de pago en España, con tres plataformas, frente al sistema único que opera en gran parte de Europa.

La integración de estos esquemas de medios de pago tiene ahora más sentido que hace ocho años, cuando 4B y Servired ya intentaron su unión. La política de comisiones por sacar dinero en los cajeros ajenos, que además se encuentran reguladas, han desactivado casi por completo las ventajas que suponía para el cliente operar en los terminales del mismo sistema, salvo en el caso de Euro 6000.

La unión de 4B (integrado por Santander, Popular y Banca March), Servired (sus principales accionistas son BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell), y Euro 6000 (en el que se encuentran Unicaja, Ibercaja, Kutxabank, BMN, Liberbank, Evo Banco y Abanca) supondría, según apuntan varias fuentes financieras, crear un gran y único sistema de medios de pago, que supondría colocarse entre los primeros o primero de Europa en este concepto.

Los directivos de los bancos que se ocupan de este segmento del negocio llevan desde diciembre del pasado año trabajando en este proyecto, aunque no ha sido hasta finales de febrero cuando se designaron los equipos de trabajo para comenzar a dar forma a esta iniciativa.

El escollo de esta operación son las reticencias de la CMNC. Ya en 2011 la unión de 4B y Servired se vio frustrada por la entonces Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

Competencia entiende que la fusión de los tres sistemas de medios de pago puede crearía un monopolio y restaría beneficios competitivos a los clientes.

Estos argumentos son rechazados por los bancos, que consideran que tras la práctica del cobro de comisiones en los cajeros esa competencia queda garantizada. Además, el real decreto que regula el cobro de estas tarifas ya establece la imposibilidad de llegar a acuerdos de precios. Los bancos han contratado a KPMG, N+1 y Boston Consulting para que diseñen el plan de negocio de la nueva sociedad que resulte de la fusión de los tres esquemas de medios de pago. La idea es finalizar este proyecto a más tardar en septiembre para presentárselo oficialmente a Competencia.

Las tres firmas están estudiando el diseño del plan de negocio de la nueva sociedad al milímetro, para evitar cualquier duda de Competencia. La lista de abogados que trabajan en el proyecto también es amplía y mantienen el mismo reto, que Competencia apruebe la operación.

Una firma con unos 70 millones de 'plásticos'

La nueva sociedad nacería con 64.650 cajeros automáticos, según los datos de 4B, Servired y Euro 6000. De ellos, 4B aportaría 12.752 terminales, Servired 33.800 y Euro 6000 unos 18.098 máquinas. El número de tarjetas ascendería a unos 70 millones de unidades entre crédito y débito, también según los datos que aportan las propias firmas. El número más elevado lo aporta, como es lógico (tiene más socios) Servired, con 40 millones de plásticos, seguido de 4B, con 20 millones, y por último Euro 6000, con casi 10 millones.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ya aprobó en marzo de 2011 la fusión de los procesadores de Servired y 4B, pero no permitió la unión de estos sistemas. La unión de sus procesadores dio lugar a Redsys, entidad resultante de la suma de Sermepa y Redes y Procesos (Redy). Pero su andadura se inició con condiciones de tipo societario, tecnológico y de gobierno corporativo.

Competencia exigió entonces que Redsys dispusiera de murallas chinas que impidieran el cruce de información con Servired y 4B para evitar acciones comerciales concertadas. Ninguno de los integrantes de su consejo de administración podría ser miembro, a su vez, de los órganos de gobierno de ninguno de estos esquemas.

Las negociaciones que están llevando a cabo los bancos para la fusión de los tres sistemas de medios de pago son paralelas a las que se están produciendo para la creación de Bizum, la plataforma de pago con móvil de pequeñas transferencias. En este caso también participan todos los bancos, incluidos los más pequeños como ING Direct o Evo Banco. Competencia está a la espera de recibir oficialmente la documentación de este proyecto.