De la casa a pie de playa al palacio de Elizabeth Taylor

  • Las joyas de la otra Riviera mexicana:la Nayarit, que se alarga desde la zona sur del estado del mismo nombre, hasta fundirse con la costa norte del estado de Jalisco, donde se levanta Puerto Vallarta.  A diferencia de la Riviera Maya, en la costa del mar Caribe, los grandes complejos hoteleros dejan paso a una oferta de lujo muy selecta.
    1Las joyas de la otra Riviera mexicana:la Nayarit, que se alarga desde la zona sur del estado del mismo nombre, hasta fundirse con la costa norte del estado de Jalisco, donde se levanta Puerto Vallarta. A diferencia de la Riviera Maya, en la costa del mar Caribe, los grandes complejos hoteleros dejan paso a una oferta de lujo muy selecta.
  • Panorámica de Imanta Resorts, ubicado en Punta de Mita, México, y con el sello Relaix & Chateaux
    2

    Las puestas de sol resultan una experiencia desde la azotea del edificio principal del Imanta Resort, situado en Punta de Mita, al sur del estado mexicano de Nayarit. Las únicas interferencias son el ruido de las olas que acaban en una playa privada, y el viento que choca con las 100 hectáreas de selva, también privada, que lo rodea. Un paraíso reservado a los clientes de 12 habitaciones, o mejor dicho, casitas privadas valoradas, de media, en 800 euros por noche al cambio actual.

    Abrió sus puertas en 2010, y desde 2014 presume de sello Relaix &Chateux, que valora aspectos como una ubicación privilegiada, un trato exquisito o una oferta gastronómica local interesante.

  • 3

    Una de las casas de Imanta Resort, en Punta de Mita (México). Tiene una superficie de 230 metros cuadrados, que se dividen, casi a partes iguales, entre el dormitorio y el baño. También posee terraza y piscina privadas, y vistas al mar.

  • Vista desde la zona de spa exterior del Iberostar Playa Mita
    4

    El Iberostar Playa Mita, de cinco estrellas, se encuentra a pie de océano, con salida directa a la playa, y rodeado de un paisaje selvático. Es la referencia entre los hoteles de concepto todo incluido en la zona. 

  • Vista desde la piscina de Hotelito Mío, en playa Caballo, Puerto Vallarta.
    5

    Hotelito Mío, ubicado en playa Caballo, en Puerto Vallarta, es alojamiento solo para adultos, al que solo se accede en lancha o a pie, desde la localidad más cercana, Boca de Tomatlán, a unos cinco kilómetros. Posee ocho villas, la mayoría de dos pisos. Todas con vistas al mar, y con una horquilla de precios que van desde 350 euros por noche a 435, sin incluir comidas y servicios adicionales, como el spa o el tratamiento del temazcal, una terapia de sudor que purifica el cuerpo, en una pequeña construcción típica de la zona.

  • 6

    Interior de una de las villas de Hotelito Mío. El techo de las mismas está hecho de hojas y maderas de palmera, dándoles forma de palapa.

  • Casitas Maraika, en playa Caballo, Puerto Vallarta.
    7

    A escasos cinco minutos a pie de Hotelito Mio está Casitas Maraika, un pequeño complejo de tres casas: casita Libélula, casita Colibrí y casita Luciérnaga. Los precios, de 165 a 225 euros la noche, sin ninguna comida, pero sí el transporte en lancha desde Boca de Tomatlán.

  • Vista desde la terraza de la suit Elizabeth Taylor, del hotel Casa Kimberly, en Puerto Vallarta.
    8

    En el centro de Puerto Vallarta, desde finales del año pasado está abierta Casa Kimberly. Un alojamiento especial, ya que se ubica en lo que, hace 50 años, fue la casa que Richard Burton le regaló a Elizabeth Taylor para dar rienda suelta a su pasión. Hoy, es un hotel de lujo totalmente reformado con nueve suites.

  • Bañera del interior de la suite Elizabeth Taylor, en el hotel Casa Kimberly, en Puerto Vallarta.
    9

    Entre las suites de Casa Kimberly, destaca la que lleva el nombre de la actriz. Ésta mantiene la única pieza original de la época en que la habitó, un jacuzzi de color rosa. Su precio en temporada alta, entre noviembre y diciembre, supera los 950 euros por noche, y en las fechas navideñas, los 1.300.

  • Vista desde la terraza del Hotel Mousai, en Puerto Vallarta.
    10

    Al sur de Puerto Vallarta se levanta el Hotel Mousai, un concepto opuesto al de casa Kimberly. Con 72 habitaciones, el lujo vanguardista se abre paso en todas sus instalaciones, solo para adultos, con suites que llegan a 600 euros en régimen de todo incluido, aunque también existe la opción de solo alojamiento y desayuno. Desde su ático con piscina se divisa toda la Bahía de Banderas. A sus pies, el complejo Garza Blanca, con un concepto de lujo apartamental.