En caso de desprotección de los minoritarios
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, asegura que “estamos muy satisfechos de haber podido contribuir a la creación del mayor fabricante de aerogeneradores del mundo, que tendrá su sede en España, cotizará en las bolsas españolas y en el que Iberdrola seguirá siendo un accionista destacado”.

Iberdrola podrá exigir a Siemens que compre sus acciones de Gamesa a 22 euros

La posición de inferioridad en el capital social de Gamesa que tendrá Iberdrola una vez culminada la fusión se vera compensada en el caso de que Siemens, que ostentará el control de la presidencia y será mayoritario en el consejo de administración, incumpla alguno de los compromisos de estabilidad que ambas sociedades han pactado en un acuerdo parasocial que a partir de ahora regulará el gobierno corporativo de Gamesa.

Derivado de ese acuerdo en el caso de Siemens cometa algún incumplimiento de los compromisos de protección de los accionistas minoritarios pactados, Iberdrola podrá exigir a Siemens que compre sus acciones al que resulte mayor precio de dos alternativas: o 22 euros por acción o bien el precio de cotización al cierre de mercado de las acciones de Gamesa en el día en el que se produjo el incumplimiento más una prima del 30%. Las acciones de la sociedad cerraron este viernes la sesión con un alza del 5,61%, hasta 18,06 euros por acción.

Este mismo pacto habilita a Iberdrola a que proponga a Siemens el nombramiento de un director financiero. Siemens apoyará ese candidato "excepto si hubiese razones significativas para recusarlo en cuyo caso Iberdrola deberá proponer sucesivos candidatos adecuado".

En el mismo pacto parasocial Iberdrola, reconoce que la nueva Gamesa podrá tener ciertos clientes que pudieran ser competidores de Iberdrola. En ese caso, Iberdrola se ha comprometido a que sus consejeros dominicales no participen en "las decisiones comerciales con respecto a dichos clientes y "en la medida de lo legalmetne admisible, no tendrá acceso a información sensible relativa a los mismos".

Respecto a la gobernanza de la sociedad futura, su consejo de administración tendrá 13 miembros, de ellos cuatro serán independientes, cinco dominicales designados por Siemens, dos dominicales adicionales nombrados por Iberdrola, además del consejero delegado, que se mantendrá el actual, y el secretario del consejo.