Canarias

¿De verdad se vive tan bien en Canarias?

¿De verdad se vive tan bien en Canarias? Ampliar foto

No hace mucho, una conocida marca de cervezas basó su estrategia publicitaria en el eslogan Qué suerte vivir aquí. Es más: muchos son los que comparten fotos de sus tardes invernales en la playa manifestando el privilegio de vivir en las islas. ¿Dan la razón los datos a lo que parece ser un sólido sentir popular?

Lo cierto es que si no se tienen en cuenta la eterna primavera, las playas y otros condicionantes endémicos, y sí se contabilizan los fríos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) la respuesta debería una: no. Porque Canarias está por debajo de la media española en casi todas las métricas estudiadas, desde educación a empleo, pasando por ingresos, salud, medio ambiente, vivienda o algo más general como satisfacción vital.

Así se concluye del informe Las regiones de un vistazo (Regions at a glance) correspondiente a 2016, en el que la OCDE estudia una cuarentena de parámetros en cada uno de los 34 miembros de la organización fundada en 1961. Según sus datos, la satisfacción vital (autoevaluación que se hace de su calidad de vida y que sirve como resumen de todos los restantes conceptos) está, de media, en un 5,2 sobre 10, algo por debajo de lo que se registra en toda España. Y tampoco es que el dato general sea para tirar cohetes: dentro de la OCDE, España está situada en el puesto 21 de los 34 países miembros.

El archipiélago está a la cola en casi todos los parámetros de calidad de vida en un extenso informe que elabora anualmente la OCDE.

Donde peor parada sale Canarias es en el capítulo del empleo. La comunidad cosecha una puntuación de 0,3, frente a, 1,9 de media española. Y es que la tasa de paro de las Islas es la tercera mayor del país (solo superada por Andalucía y Ceuta), con un 26%, que sube al 28,1% en el caso del paro femenino. España, por si no fuera poco, es el penúltimo peor país por este concepto según la OCDE.

Es más, la organización ha alertado sobre las disparidades que existen dentro del territorio en lo que respecta al paro, con diferencias que superan el 20% entre las que registran más ocupación y las que menos. Además, subraya que la tasa de las comunidades españolas con menor desempleo sigue siendo “dos veces más elevada” que la media de la OCDE.

Educación preocupante

También resulta muy preocupante la situación de la educación. Canarias recibe 3,4 puntos sobre 10 en esta clasificación, frente a los 4,5 del conjunto del Estado. El archipiélago, de esta manera, está a la cola dentro de un país que está de por sí a la cola: España es el 31 de los 33 países medidos por este concepto. Canarias, así las cosas, es la comunidad con mayor porcentaje de jóvenes (24,2%) de entre 15 y 29 años que ni estudia ni trabaja. El abandono escolar alcanza al 22,1% de la población de 18 a 24 años.

Las Islas también quedan por detrás en el capítulo de ingresos, donde nuestra puntuación es dos décimas inferior. Este dato mide lo que ganan per cápita de los ciudadanos de cada región. Un dato que puede ejemplificar esta situación: el coste salarial en Canarias es el segundo menor enEspaña, con 1.538 euros, solo superado por Extremadura.

También salimos relativamente mal parados en algo importante para el turismo, nuestro principal medio de vida: en la clasificación sobre medio ambiente estamos 1,6 puntos por detrás de la media de las 17 comunidades autónomas y Ceuta y Melilla: 3,9 frente al 5,5 nacional. Este concepto mide la exposición media a la polución del aire. Las islas son, por último, la penúltima región en participación ciudadana (que mide el absentismo electoral).

No haga aún las maletas, porque no todo es malo para Canarias en esta clasificación. Estamos solo un punto por debajo de la media nacional en salud, en el 14% más alto de toda la OCDE; superamos la media nacional (la única ocasión en que esto sucede) en un concepto como la seguridad (cerca del 10); y estamos algo por debajo en accesos a banda ancha (6,7 frente al 6,9 nacional).