Entidades financieras
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en los cursos de verano de la UIMP organizados por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en los cursos de verano de la UIMP organizados por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). EFE

Goirigolzarri: "La fusión con BMN tiene sentido industrial"

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ha señalado que la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) está por debajo del coste de capital y es un reto importante de las entidades financieras. "Se ha asegurado que los movimientos de consolidación pueden ser el antídoto contra esa falta de rentabilidad", pero después ha matizado que no ve una necesidad perentoria de que se producan movimientos de consolidación en los tres próximos años. Así lo ha indicado en el curso ¿Qué hemos aprendido de la crisis? de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, organizado por la APIE en Santander.

BANKIA 2,40 -0,37%

Goirigolzarri, aunque no ha descartado que llegue a producirse algún movimiento a corto plazo pues dependerá de los deseos y la situación de cada entidad, considera que si la actual coyuntura de bajos tipos de interés se mantiene a medio y largo plazo sí tendría sentido que se produjeran operaciones. En todo caso, ha advertido que se infravalorara el coste de las fusiones: "No son un antídoto ante problemas de solvencia, no solucionan nada. Tienen un riesgo de ejecución, no es sencillo llevar a cabo una fusión" ha sentenciado.

El directivo, que ha señalado que las operaciones de integración se justifican por sinergias de coste, ha incidido en que recortar plantilla es caro, pues supone tener que asumir una serie de desembolsos en pagos; unos costes que van directamente a la cuenta de resultados. Bankia, tras ser rescatada hace cuatro años, realizó una reducción del tercio de su red de oficinas y también recortó plantilla.

  • Unión con BMN

Con todo, al ser preguntado por una eventual fusión con Banco Mare Nostrum (BMN), con el que comparte accionista (el FROB), ha señalado que "tiene un sentido industrial evidente". Eso sí, hasta junio de 2017 Bankia no podrá hacer ninguna adquisición y ha resaltado que un proceso así tiene que ser muy respetuoso con los accionistas de ambas entidades. En todo caso, José Ignacio Goirigolzarri ha sentenciado que la eventual absorción de BMN está todavía muy lejos.

El exdirectivo de BBVA ha asegurado que ambas entidades, participadas en alrededor de un 60% por el FROB en ambos casos, son complementarias desde el punto de vista de la red. En todo caso, será el Gobierno que surja de las urnas el próximo 26 de junio el que decidá el futuro de las entidades que agrupaon a varias de las antiguas cajas españolas.

  • Banca pública

El presidente de Bankia ha añadido, en plena campaña electoral, que la banca "no puede ser una solución para cualquier problema, porque tiene que ser rentable". Una banca no rentable no podría prestar y tendría una repercusión en el empleo y en el nivel de vida, ha aseverado.

El presidente de Bankia ha lanzado un aviso a a navegantes: "No comparto el criterio de la utilización de un banco como instrumento de política económica. No conozco ningún caso de banca pública que sea sostenible". Es más, ha añadido que no se puede decir que con banca pública habría más créditos: "No hay nadie con más intereses que nosotros en darlos; si no se dan es porque serían pan para hoy y hambre para mañana. Eso siempre ha conducido a una crisis financiera".

  • Devolver el rescate

"Nos estamos dejando la piel en poder devolver las ayudas", ha asegurado José Ignacio Gorigolzarri, que preside Bankia desde 2012, año en que tuvo que ser rescatada con un total de 24.000 millones de euros. "La devolución dependerá de la economía de la privatización, de qué momentos y de qué forma se realiza". ha matizado.

  • Regulación

El máximo responsable de la entidad participada por el FROB asegura que uno de los mayores retos es la de capital: "En unos meses se comunicará el estrés test, se definirá el Pilar 2 [de Basilea] , el bail in [procedimiento para que los propios accionistas y acreedores sean los primeros en asumir el coste de un eventual rescate] y los niveles de capital derivados del entorno". "Deberíamos tener una pronta definición no solo para las entidades, sino para los inversores", ha añadido.