Concurso

Telefónica se encargará de controlar a los maltratadores

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el anuncio de formalización del contrato con Telefónica del sistema de seguimiento por medios telemáticos de las medidas y penas de alejamiento en materia de violencia de género, es decir los brazaletes impuestos por un juez a condenados por malos tratos para que no se acerquen a sus víctimas. El importe total del presupuesto base de licitación es de 3,87 millones.

Estos dispositivos de detección de proximidad, cuya implantación comenzó en agosto de 2009, se utilizan para velar por el cumplimiento de las órdenes de alejamiento y se imponen por orden judicial en los casos en que se estima un riesgo especialmente elevado para la víctima.

En abril de 2016, constaban un total de 815 dispositivos activos, la cifra más alta desde que empezaron a utilizarse, Sin embargo, el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) advirtió hace unos meses de que no se utilizan las 3.500 unidades disponibles y anunció que se impartirían cursos de formación para sensibilizar a los jueces de que se saque el máximo partido a estos brazaletes de localización de maltratadores.