Exportación

Claves para que tu empresa se convierta en multinacional

La demanda interna está siendo el principal motor de la recuperación del Producto Interior Bruto (PIB) español, pero esto es circunstancial. Las empresas españolas deben salir al exterior, según BBVA.

La demanda interna está siendo el principal motor de la recuperación del Producto Interior Bruto (PIB) español, que en el primer trimestre creció un 0,8%, gracias especialmente al gasto de las familias, que aumentó un 3,7% anual y que encadena nueve trimestres consecutivos de alzas. Si embargo, esta palanca esto no será eterna, ha explicado Jorge Sicilia, economista jefe de BBVA, en el curso ¿Qué hemos aprendido de la crisis? organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la APIE.

El economista de la entidad financiera que preside Francisco González ha insistido en que las políticas públicas deben ir encaminadas a facilitar este proceso Las fórmulas para impulsar la internacionalización son varias. Por ejemplo, incrementar la competencia doméstica, mejorar la regulación en el mercado laboral, el funcionamiento de las instituciones, el acceso a la financiación y el capital humano de los empresarios y de los trabajadores, ha agregado Jorge Sicilia.

El economista jefe de BBVA ha puesto de ejemplo a Inditex. A su juicio, hace unos años nadie hubiera dicho que España pudiera ser líder a nivel planetario en el sector textil. “Inditex se ha convertido en una empresa con una capacidad innovadora”, ha resaltado. Sicilia ha reflexionado que deben darse las condiciones para posibilitar que este tipo de empresas surjan más.

Rafael Myro, catedrático de la Universidad Complutense, ponente en el curso junto a Jorge Sicilia, ha desmentido que la crisis haya sido el único motor de la internacionalziación, puesto que esta prendió con fuerza desde la integración de España en la Unión Europea. El experto ha reconocido, eso sí, que “la crisis ha potenciado algunas exportaciones, especialmente para los productos que no tienen cabida en el mercado interior”, pero no todas.

Hay varias claves para que la internacionalización sea una realidad.

1 El tamaño es el determinante más importante para la internacionalización de las empresas. Un incremento de un 1% en la dimensión de la empresa incrementa la probabilidad de exportación en un 5%. “El resultado no es sorprendente dada la mayor productividad de las empresas grandes y la presencia de costes fijos en el comercio internacional”, señala el experto de BBVA.

“Es un tema muy importante y anclado en raíces profundas que deben removerse, aunque sea muy difícil”, ha añadido Rabel Myro, que también ha señalado con el dedo otros factores, como el de la digitalización.

2 La productividad. Este factor también está ligado al tamaño. Las empresas grandes españolas son 3,3 y 1,7 veces más productivas en producción manufacturera y servicios, respectivamente, que las pequeñas. “Las empresas grandes españolas son tan productivas como las de Alemania”, especifica Jorge Sicilia. “El país no tiene que preocuparse ahora de los salarios, sino de la productividad”, ha rematado el catedrático de Economía Aplicada de la Univerisad Complutense de Madrid.

 3. Digitalización. Es una palanca para que todas las empresas puedan salir al exterior. “El tamaño puede que sea no tan importante en el futuro por la digitalización, pero sí lo será la productividad”, ha aseverado el economista jefe de BBVA.