Debate económico en 'El País'

Los partidos discrepan sobre cómo crear empleo y generar riqueza

Los máximos responsables de Economía de los cuatro grandes partidos auguran que no habrá más recortes y se enzarzan con los impuestos

Los partidos discrepan sobre cómo crear empleo y generar riqueza

Quienes han diseñado la parte económica de los programas electorales de los cuatro grandes partidos como opciones de gobernar volvieron a tener hoy la oportunidad de debatir sobre sus propuestas para arañar votos en el caladero de los indecisos. Al encuentro organizado por El País que fue retransmitido en su página web acudieron el ministro de Economía en funciones y representante del PP, Luis de Guindos, el exministro y responsable del programa económico del PSOE, Jordi Sevilla, el coordinador del programa económico de Unidos Podemos, Nacho Álvarez y el máximo responsable de Economía de Ciudadanos, Luis Garicano.

Empleo e impuestos volvieron a ser las materias que suscitaron los intercambios dialéctivos más subidos de tono, aunque el tono general del debate fue correcto. El ministro Guindos centró su argumentario en este asunto al recordar cómo ha cambiado la tendencia del mercado. Cómo se ha pasado de una destrucción masiva de empleo a ser uno de los países que más trabajo está generando en este momento.

Sus tres contrincantes replicaron con mayor o menor intensidad que a muchos de los contratos que se firman en la actualidad no se les debería siquiera catalogar como empleos. Jordi Sevilla recordó que todavía hay mucha gente que lo está pasando mal e Ignacio Álvarez puso cifras a esa realidad: “un 15% de asalariados vive en riesgo de pobreza”.

Luis Garicano planteó que como no solo hay que crear empleo, sino que es urgente hacerlo de calidad, es imprescindible atajar la dualidad del mercado entre fijos y temporales que siempre ha caracterizado al mercado laboral español “independientemente de quien ha gobernado”. Para ello, reiteró la necesidad de implantar el contrato único que propone su formación, de forma que todo el empleo nuevo que se cree sea estable.

  • Fin de la austeridad

Así, el PP aseguró que para crear empleo solo habrá que continuar con las políticas que se han puesto ya en marcha, como las bonificaciones a la contratación y la rebaja de impuestos como revulsivo al crecimiento.

Pero el PSOE y Unidos Podemos insisten en que hay que ir más allá y proteger a los más débiles, para lo que coincidieron en que subirán el salario mínimo si llegan al Gobierno. En esta línea, la formación morada también es partidaria de copiar el modelo vasco e implantar una renta mínima para los hogares sin ninguna clase de ingreso.

Para crear empleo, las cuatro formaciones prevén actuar sobre el sistema tributario. Así, mientras Guindos insistió en que pese a los compromisos asumidos con Bruselas para reducir el déficit, las cuentas españolas pueden permitirse una nueva rebaja impositiva, los tres representantes del resto de partidos dudaron de la idoneidad de esta medida por el estado de las arcas públicas y, sobre todo, cuestionaron que vaya a llevarse a cabo, después de que el PP incumpliera su programa electoral en 2011.

Para el representante de Ciudadanos lo más importante es ser capaces de reconducir el ajuste del déficit, aplicar las reformas estructurales que restan, como la educativa o la de la Administración y después, mediada la legislatura entonces sí reducir tres puntos el IRPF. A esto sumó la urgencia de actuar sobre el fraude fiscal, “hay que perseguir a los que no pagan, porque quienes lo hacen, pagan ya bastante”.

PSOE y Unidos Podemos volvieron a coincidir en este punto. De bajar impuestos ni hablar y sí garantizaron que habrá que decretar subidas selectivas para las rentas altas. Por supuesto, todos afearon a Guindos la amnistía fiscal decretada por el Ministerio de Hacienda. El representante de Ciudadanos, ante los incrementos tributarios anunciados por Nacho Álvarez advirtió que si se aplicaran esas medidas, volvería a crecer la desconfianza hacia España. “Yo sé que usted es razonable, pero en su coalición hay muchas corrientes distintas, hay incluso quien defendía hace unas semanas salir del euro”, concluyó.

Sevilla: “Joder que es ministro, sea serio”

Como ya ocurriera en el debate del lunes entre los números uno de las cuatro grandes formaciones políticas, fueron las distintas intervenciones del ministro en funciones, representante del PP, las que suscitaron los reproches más agrios por parte, sobre todo, del exministro socialista Jordi Sevilla.

Así, por ejemplo, al hablar de empleo, cuando Guindos recordó que a lo largo de la historia cuando ha gobernado el PSOE siempre ha habido tres millones más de parados y después ha tenido que llegar el PP para revertir la solución, Sevilla le espetó sin esperar a su turno: “Joder que es usted ministro, sea serio”.

Poco después y ya en el bloque dedicado a los impuestos, Sevilla reprochó a Guindos que el PP siga apostando por una futura rebaja de impuestos cuando España se enfrenta a una multa por haber rebasado el objetivo de déficit de hasta 2.000 millones de euros. El ministro replicó: “No va a haber multa, le digo yo que no va a haber multa, aunque parece que a usted le alegraría que la hubiera, como desea que España pierda la Eurocopa”. Por último, mientras el ministro en funciones recordaba los problemas que habría tenido que afrontar ante la subida disparatada de la deuda pública “por la herencia recibida”, a Sevilla pudo oírsele apostillar: “lo peor de todo es que se lo cree”.

Guindos afeó el pacto suscrito en la anterior legislatura entre PSOE y C’s y Garicano le recordó que ellos tendrán también que pactar.