Negociaciones en el sector público

Polémica entre Comisiones Obreras y Hacienda

CC OO se negó el lunes a firmar la constitución de las dos mesas de negociación

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. EFE

Los responsables del sector público del sindicato CC OO se negaron el lunes pasado a firmar la constitución de las dos mesas donde el Gobierno y los representantes sindicales negocian las condiciones laborales de los trabajadores de la Administración General del Estado. En una de estas mesas están representados solo los funcionarios y en la otra, funcionarios y personal laboral.

El secretario de acción sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO, Raúl Olmos, explicó ayer que el motivo de negarse a firmar la constitución de estas mesas negociadoras –que sí firmaron el resto de sindicatos– es que el Ministerio de Hacienda no ha contabilizado las actas de más de 6.000 delegados de todo el sector público (3.200 de las universidades y casi 3.000 de otros organismos públicos). Y, por el contario, Hacienda sí ha contabilizado otros delegados que no deberían incluirse.

La diferencia entre los aproximadamente 27.000 delegados que ha contabilizado Hacienda, utilizando las actas de las elecciones sindicales emitidas por el Ministerio de Trabajo y los 33.000 delegados que estima el sindicato CC OO, modificaría el reparto de representatividad en las mesas de la Administración General del Estado constituidas el lunes.

En concreto, Olmos precisó que la mesa exclusiva de funcionarios sería la más afectada. El reparto aprobado el pasado lunes otorga cinco votos al sindicato CSIF, tres a CC OO, otros tres a UGT, dos a USO, uno a CIGA y otro a ELA. Mientras que las actas que maneja CC OO otorgarían cuatro votos a CSIF (uno menos que el que tiene en la actualidad); otros cuatro a CC OO (uno más) y el resto de sindicatos quedarían con la misma representación. Ante esta situación, CC OO ha solicitado la corrección de las actas primero al Ministerio de Empleo y después la modificación de la composición de las mesas negociadoras al Ministerio de Hacienda. Y de no responder a sus peticiones, el sindicato llevará a los tribunales esta impugnación.

Es más, el mayor temor de CC OO es que estas diferencias no se solucionen para la constitución de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas, del próximo día 29 de junio. En dicho organismo están representados el 100% de los empleados del sector público. CC OO y UGT tienen 5 votos cada uno; CSIF, 3; ELA, 1 y CIGA, 1. El resto de sindicatos no coincide con las quejas de CC OO y prevén firmar también la constitución de esta tercera mesa con la representatividad propuesta por Hacienda. CC OO, espera que se hagan las correcciones de esta mesa antes del día 29 o también judicializarán su composición.