Energía

Iberdrola vende activos eólicos en Italia por 194 millones

Se trata de dos sociedades con seis parques que suman una potencia de 245 MW

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Efe

Iberdrola Renovables Italia ha vendido su participación en las sociedades locales SER y SER1 a la compañía CEF 3 Wind Energy por un importe de 193,7 millones de euros. De estos, un millón de euros los ha recibido hoy mismo; 84 millones los cobrará el próximo 30 de noviembre y 108,7 millones el 31 de mayo de 2017, según el hecho relevante remitido por la compañía a la CNMV.

Estas sociedades son propietarias de activos eólicos con una potencia instalada de 245 MW: los parques Lago Arancio, Rocca Ficuzza, Nebrodi y Alcántara, en Sicilia, y S. Agata, en la provincia de Foggia. Todos ellos fueron puestos en marcha entre los años 2009 y 2011.

Según el comunicado, el comprador ha asumido la deuda de ambas sociedades con distintas entidades financieras que, a 31 de diciembre de 2015, ascendía a 223,3 millones. La operación, según Iberdrola, no tendrá un impacto significativo en sus resultados consolidados.

Tras la adquisición realizada en febrero pasado del 50,1% de SER y del 2% de SER1 al grupo italiano Api, Iberdrola Renovables Italia era la titular del 100% de la primera y del 4% de la segunda, mientras que el 96% restante de esta sociedad era de SER. Junto con las citadas participaciones, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán, ha cedido al comprador su posición contractual en dos préstamos de SER, incluyendo los derechos de crédito que se derivan de los mismos.

La decisión de desinvertir estos activos italianos responde a la estrategia de la compañía de concentrar su actividad e inversiones en Reino Unido, Estados Unidos, México, Brasil y España, indica Iberdrola. Esta mantiene, dentro de esta estrategia, "un fuerte compromiso con las energías limpias". De los 24.000 millones que prevé invertir en el periodo 2016-2020, un 33% (7.920 millones de euros), los destinará al negocio renovable: 4.235 millones al desarrollo de parques eólicos terrestres y 3.465 millones a parques eólicos marinos, tecnología en la que Iberdrola es pionera. De estas nuevas instalaciones, un 75% está ya en fase de construcción y un 25% en avanzado desarrollo.