Lo más destacado del debate

De los dos millones de empleos a una coalición con el PSOE

El único debate a cuatro que habrá antes de las elecciones generales del 26J se puede resumir con los mensajes más repetidos de sus personajes:

Mariano Rajoy: El presidente del Gobierno en funciones ha centrado la mayor parte de sus intervenciones en la necesidad de seguir con las reformas estructurales y crear dos millones de puestos de trabajo.

El líder popular se ha mostrado muy crítico con la inexperiencia de sus contrincantes: "Gobernar es muy difícil y predicar es muy fácil. Conviene un poquito más de estudio de los temas. Al Gobierno se viene aprendido".

Rajoy ha pedido a los votantes una "coalición entre grandes fuerzas moderadas y sensantas, a ser posibles con lideres sensatos y moderados". En referencia a los pactos, ha pedido que el partido que gobierne sea la lista más votada -en clara alusión a lo sucedido en la votación del 20D-.

Pedro Sánchez: "Hay pocas personas señor Rajoy que hayan hecho como usted más daño en tan poco tiempo", ha asegurado el líder socialista. Sánchez se ha mostrado muy crítico con Iglesias por haber rechazado su investidura.

Pablo Iglesias: es el candidato que más ha mostrado su disposición a pactar. Su propuesta es un Gobierno de coalición progresista con el PSOE. El líder de la formación morada ha llegado a decir: "No soy yo, no soy yo, Pedro", "el adversario es Rajoy".

"Solo hay dos opciones: o un Gobierno en el que este el PP, o un Gobierno en el que estén Podemos y PSOE", ha asegurado para concluir: "Desearía que el señor Sánchez se aclarara".

Albert Rivera: el candidato de Ciudadanos ha protagonizado un agrio debate con Iglesias a cuenta de la presunta financiación irregular de Podemos, partido al que ha acusado de recibir dinero del régimen de Venezuela.

"Tengo un sueño para este país, como el que tuvieron nuestros padres y lo cumplieron", ha concluido Rivera.