Elecciones generales 2016

Rajoy saca pecho de sus datos económicos

Atlas

El debate a cuatro entre los candidatos de los principales partidos a la presidencia del Gobierno se ha iniciado con el bloque de Economía y Empleo. Uno de los moderadores ha preguntado directamente a los cabezas de listas si se comprometen a no repetir unas terceras elecciones. Todos a excepción de Rajoy se han comprometido a llegar a un acuerdo para investir un presidente tras el 26-J. “Si los que estamos aquí nos comprometemos a dejar gobernar al que obtiene más votos de los españoles, no habrá elecciones”, ha respondido el presidente en funciones. En breves intervenciones, todos los partidos han desvelado sus objetivos (y la vez carencias). Que gobierne la lista más votada (Rajoy); que salgan a votar todos los socialistas (Sánchez); que Ciudadanos sea decisivo (Rivera); que gobierne el bloque de la izquierda, "liderado por nosotros" (Iglesias).

Pablo Iglesias, candidato de la coalición Unidos Podemos, ha comenzado su intervención recordando que “mientras hablamos” hay 10 millones de españoles en riesgo de pobreza lo que, para el líder de Podemos, revela el fracaso de un tipo de política económica.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha recordado que no solo los datos de empleo, sino la calidad del mismo es uno de los principales problemas de España. “9 de cada 10 empleos son basura”, ha afirmado. “España necesita educación e I+D. Proponemos un pacto nacional por la educación. No se pueden recortar 6.000 millones en I+D. Me comprometo a incrementar esta partida en 2.300 millones. Modernizar la economía y las empresas. Si queremos tener futuro, hay que invertir en esto". Rivera ha recordado que España es el país con más paro de Europa y se ha comprometido a mejorar el marco laboral con “sueldos dignos” y que los autónomos tengan ayudas “y no trabas”.

“Todos dicen que van a arreglar las cosas por arte de magia, como en Grecia, y aquello terminó en corralito. Yo creo que se pueden crear dos millones de puestos de trabajo y eso nos va a garantizar el sistema de pensiones. Hemos superado lo peor de la crisis”, ha comenzado su intervención Rajoy, recordando una vez más la herencia recibida en 2011 de los socialistas. “El Gobierno ha tomado decisiones duras”, se ha justificado el presidente en funciones, “cuando llegué se destruían 1.400 empleos al día y ahora se crean 1.500 empleos al día”, ha continuado. El presidente del PP ha reiterado su compromiso de “crear dos millones de empleos en cuatro años”.

El secretario general de PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado al jefe del Ejecutivo de autocomplacencia. “Ha puesto en marcha un modelo que Díaz Ferrán [expresidente de la patronal] haría bueno: hay que trabajar más y cobrar menos”. El candidato del PSOE critica la elevada temporalidad o que no se cobren las horas extras.

Pablo Iglesias no ha pasado por alto la referencia del presidente del PP sobre lo difícil que es gobernar: que un examen sea muy difícil no sirve de excusa para no aprobarlo, le ha venido a decir el líder de la coalición Unidos Podemos y ha continuado: "Señor Rajoy tenemos un gran país, pero gracias a su gente y pese a las políticas que ustedes han practicado". Iglesias se ha referido a un informe de la Fundación BBVA que refleja que hay tres millones de personas que han dejado de ser clase media en estos cuatro años. “Reconozcan que algunas cosas las han hecho mal", ha añadió.

Rajoy ha recordado que cuando llegó al Gobierno España “estaba amenazada de quiebra y rescate”, y ha puesto en valor que ya nadie hable de la prima de riesgo o la inflación, que estaba por encima del 3% y hoy es negativa. “El crecimiento económico era de menos 1,8% y hoy crecemos al 3,2%", ha apuntado.

Los impuestos han sido otro de los caballos de batalla de este primer bloque del debate. Rivera ha atado al presidente del PP por su compromiso en 2011 de bajar el IRPF y el IVA, cuando después lo que hizo fue subirlos. “Promete ahora lo mismo, pero me imagino que con la misma credibilidad”, ha criticado el líder naranja.

Sánchez ha propuesto un “recargo de solidaridad” a las rentas altas para mantener las pensiones. No tocará el IRPF, según el socialista, a las “rentas medias y trabajadoras” y ha planteado un impuesto mínimo de patrimonio (Madrid, gobernada por el PP, es la única que no lo aplica). El secretario general del PSOE, ha reprochado el “revanchismo ideológico” de Rajoy por la subida del IVA cultural al 21%, el impuesto al sol frente al fracking o la “opción de Garoña”. También ha criticado el “revanchismo ideológico” de Mariano Rajoy por la subida del IVA cultural al 21%. El aspirante socialista a La Moncloa reprocha el “impuesto al sol” frente al fracking o la ‘opción Garoña’.

Rajoy ha finalizado el bloque señalando que en esta legislatura se ha alcanzado la cifra récord de 50.000 millones en la recaudación por la lucha contra el fraude fiscal, pero se olvida de la amnistía fiscal, y todo lo que supimos después de quiénes se habían beneficiado. “Se han dicho algunas mentiras, como que no he bajado el IRPF”, como había apuntado previamente Rivera.