Debate económico

La oposición no se cree las cuentas de Guindos sobre el déficit

Los candidatos de (I-D) Unidos Podemos, Alberto Garzón; del PP, Luis de Guindos; del PSOE, Jordi Sevilla; y de Ciudadanos, Luis Garicano, durante el debate económico para las elecciones generales celebrado esta noche en La Sexta.
Los candidatos de (I-D) Unidos Podemos, Alberto Garzón; del PP, Luis de Guindos; del PSOE, Jordi Sevilla; y de Ciudadanos, Luis Garicano, durante el debate económico para las elecciones generales celebrado esta noche en La Sexta. EFE

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, se ha defendido de “una Troika o tripartito contra el Gobierno” al responder a las acusaciones que PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos han vertido contra el PP por acometer recortes, crear empleo precario y mentir sobre el déficit público.

De Guindos participó junto con los responsables de Economía del PSOE, Jordi Sevilla, de Ciudadanos, Luis Garicano, y el líder de IU, Alberto Garzón, como representante de Unidos Podemos, en el primer debate económico que ha tenido lugar en La Sexta antes de las elecciones del 26 de junio. El debate fue moderado por la periodista Ana Pastor, duró cerca de una hora y media y en él no se presentaron nuevas medidas económicas.

Los cuatro políticos, de pie frente a un atril, han defendido sus propuestas y los tres dirigentes de la oposición al gobierno han criticado duramente la reforma laboral del PP, los recortes en sanidad y educación y el “agujero” que ha provocado el desvío de déficit público en 2015. El ministro en funciones ha lidiado con los tres políticos y ha sido muy tajante al reiterar en varias ocasiones que revertir las políticas económicas del PP supondría generar desconfianza.

“Aquí hay una especie de tripartito contra el Gobierno. Bueno no sé si es un tripartito o una Troika. Estoy dispuesto a pelearme con los tres, pero no me quitéis la palabra a la vez”, ha ironizado De Guindos en el momento más intenso del debate, en el que también han cuestionado si es momento para bajar los impuestos.

  • PP: mantener el ritmo de crecimiento

De Guindos subrayó una y otra vez que tanto el cumplimiento del déficit como la recuperación del empleo, el mantenimiento del Estado del Bienestar y el sostenimiento de las pensiones pasan indefectiblemente por mantener el ritmo de crecimiento económico y la confianza, algo que se ha logrado, ha dicho, gracias a las políticas propuestas por el PP.

 Además, ha defendido que si se está creando empleo es gracias a la política fiscal del PP, por lo que hay que continuar en la misma línea de bajada de impuestos y reducción de las cotizaciones mediante bonificaciones y tarifas planas. En la misma línea, ha negado que la UE vaya a multar a España por incumplir con el déficit, y ha recordado que se está reduciendo “sin ningún tipo de recortes” porque “la clave” es el crecimiento.

“Bajar impuestos es positivo porque hay que crear empleo, y es perfectamente compatible con la reducción del déficit. Por eso seguiremos bajando impuestos de forma acompasada (con la recuperación). Lo importante es mantener el crecimiento. Si se dejan de aplicar estas políticas económicas se dejará de crecer y habrán problemas del empleo, presupuestarios y del Estado de Bienestar y las pensiones”, ha advertido.

  • PSOE: la recuperación no llega a la gente

Para el responsable del programa económico del PSOE, Jordi Sevilla, el problema fundamental es que la recuperación no está llegando a todos los ciudadanos por lo que lo más urgente es aplicar un “plan de emergencia social” que incluya un ingreso mínimo vital, un plan de choque contra el paro y derogar la reforma laboral del PP para recuperar la negociación colectiva.

Además, el exministro socialista considera “irresponsable” prometer rebajas tributarias por “electoralismo” cuando lo que hace falta es “fortalecer” el sistema tributario para contar con los ingresos suficientes para respaldar el Estado del Bienestar. En este sentido, los socialistas revisarán el sistema fiscal y crearán un nuevo impuesto de solidaridad para financiar las pensiones.

Todo ello haciendo “compatible” este modelo con los compromisos de reducción del déficit que España tiene con Bruselas, para lo cual el PSOE “no aceptará recortes que afecten a los derechos sociales”, según ha dicho, apostando por buscar dinero en las ineficiencias de la administración.

  • Unidos Podemos: más ingresos públicos

Por Unidos Podemos, el coordinador federal de IU y número 5 en la lista por Madrid, Alberto Garzón, ha explicado que tras años de recetas neoliberales “fracasadas” ha llegado el momento de dar un golpe de timón y revisar el sistema tributario a fondo para hacerlo más progresivo, de modo que el Estado pueda recaudar hasta 30.000 millones de euros adicionales con los que financiar un cambio de modelo productivo que genere empleos de calidad.

Eso pondrá en marcha un círculo virtuoso de mejores ingresos por cotizaciones y por tributación que, a su vez, es lo que garantiza los servicios públicos y las pensiones, permite luchar contra la desigualdad y genera un crecimiento económico sostenible. “La legislación laboral no crea empleo, sólo afecta a su calidad. Hace falta un gobierno fuerte que cambie el modelo productivo con I+D e industria”, ha reivindicado.

Tras asegurar que su propuesta política es “perfectamente compatible” con el euro, Garzón ha añadido que evitar seguir los pasos de Grecia pasa por abandonar las políticas de devaluación salarial y por derogar las dos últimas reformas laborales.

  • Ciudadanos: imitar a los países más exitosos

El responsable del programa económico de Ciudadanos, Luis Garicano, ha hecho hincapié en que España debe imitar a los países más exitosos económicamente, como Holanda o Reino Unido, particularmente en aspectos como la educación, donde tiene grandes carencias que superar a través de un gran pacto de Estado.

Además, ha abogado por mejorar la formación de parados y trabajadores, ha vuelto a poner sobre la mesa su propuesta de contrato “estable” para “eliminar el muro” entre los indefinidos y los temporales, y ha defendido que para crecer es fundamental apoyar a los empresarios que crean empleo y contar con un gobierno “honesto y transparente” y una administración “sin corrupción”.

Con respecto al déficit y los impuestos, Garicano ha criticado el “agujero” fiscal que deja el Gobierno y que ha obligado a Ciudadanos a “hacer un plan más prudente” y retrasar su propuesta de rebaja tributaria -que mantienen, no obstante_hasta que se alcancen los objetivos de déficit. No obstante, confía en que sus reformas económicas y medidas como eliminar duplicidades y diputaciones, luchar “de forma más eficiente” contra el fraude fiscal o revisar el sistema tributario darán margen para ciertos gastos sociales como el complemento salarial.