Bankia crea la primera aceleradora fintech

Elegirán diez start ups, a las que se les proporcionará formación en distintos campos para garantizar su viabilidad

Bankia crea la primera aceleradora fintech

Bankia pondrá en funcionamiento la primera aceleradora e incubadora fintech de España, que se ubicará en Valencia y llevará el nombre de Bankia Fintech. En la primera convocatoria se escogerán a diez compañías, a las que se les aportará formación en distintos campos con el propósito de que los proyectos se puedan convertir en negocios de futuro y con viabilidad.

El plazo de presentación de candidaturas ya está abierto y se prolongará hasta el próximo 25 de julio. Las empresas seleccionadas comenzarán a trabajar en septiembre, según ha confirmado la propia compañía.

Bankia Fintech by Innsomnia fue presentada por el director corporativo de Estrategia e Innovación Tecnológica de Bankia, Ignacio Cea, y por Fran Esteva, responsable de Innsomnia y miembro de la Asociación Española de Fintech & Insurtech. Buscan principalmente compañías que se dedican a áreas de activividad como Smart data; soluciones de pago móvil y nuevos sistemas de pago; modelos de anticipación y predicción económica para familias, autónomos y comercios; escaparate digital, biometría; ratings alternativos y gestión de riesgo; bot advisory; ciberseguridad; y agregadores y comparadores.

La intención es proporcionar durante un periodo de diez meses formación y mentoring a los emprendedores elegidos, ayudándoles a poner en funcionamiento su plan de negocio. También se les facilitará formación transversal actualizada de innovación en otras disciplinas que les permitan avanzar con sus proyectos.

Una de las grandes peculiaridades de Bankia Fintech by Innsomnia es que las compañías que tomen parte contarán con inversión y financiación de Bankia o la startups podrá convertirse en proveedor de la entidad financiera al venderle sus servicios. En el caso de que fuese necesario, algunas compañías tendrán la posibilidad de alargar el proceso de aceleración.

Ignacio Cea señaló que con esta propuesta pretenden “conseguir que los emprendedores tengan herramientas y el entorno adecuado como para no tener que irse al extranjero a desarrollar sus ideas”. Además destacó que las 150 fintech que operan en el país consiguieron atraer durante 2015 inversiones por valor de 130 millones, que supone un 40% más que el año anterior.

De alguna manera saben que algunos de estos proyectos pueden resultarles de gran interés para el mundo de la banca.

Normas