Hostelería

La restauración enfría el crecimiento

Octavio Llamas, presidente de Marcas de Restauración.
Octavio Llamas, presidente de Marcas de Restauración.

El arranque del año para la restauración organizada se prometía muy feliz. Los datos de los primeros meses auguraban un crecimiento mayor que las previsiones del sector. Pero llegó la Semana Santa y desde entonces el crecimiento se ha enfriado. Así lo explica Octavio Llamas, presidente de Marcas de Restauración, la organización empresarial que aglutina a 36 cadenas de restauración organizada. “En mayo el crecimiento ha sido de apenas el 1%, muy por debajo del año anterior”, señala.

Llamas, a su vez presidente del grupo Autogrill, habla “con preocupación” del impacto de la inestabilidad política. “Este hecho provoca que las personas consuman menos”, asegura. Tampoco han ayudado las bajas temperaturas que se han vivido en mayo.

Pese a este freno, Llamas confía en conseguir sus objetivos para final de año: crecer un 6%. “Es posible que estas situaciones afecten al resultado final”, aunque apunta que “en cualquiera de los casos la economía sigue funcionando y como mucho nos desviaríamos un punto”.

La organización integra bajo un mismo paraguas a empresas como Burger King, Telepizza, Rodilla, Restalia o KFC entre otros. Integra a unos 10.000 restaurantes en toda España y da trabajo a 135.000 personas. Para este año, confía en crear entre 12.000 y 16.000 empleos y abrir unos 400 restaurantes más. “Representamos en torno al 0,7% del PIB, es un sector importante”, defiende el empresario.

Respecto al total del sector, Llamas explica que la restauración organizada supone un 13% del total de la hostelería. El sector acumula, tras varios años de una crisis importante, 30 meses de crecimiento. “Aquí tenemos algo diferente, la restauración organizada crece entre dos y tres veces más rápido que el conjunto del sector”, asegura su representante. Tal es así que Llamas considera “creíble” que se alcance un peso del 30% en 2030, duplicando su peso actual.

Llamas puntualiza que los planes de crecimiento que tiene el sector estarán ligados a que el próximo Gobierno “cumpla sus deberes”. El directivo pide “un marco estable” tanto para empresas como para la economía de los ciudadanos. Además, confía en que el próximo Ejecutivo no opte por la subida de tasas e impuestos. “Estamos en franca recuperación, pero todavía queda camino para los datos de antes de 2008, si se eleva el IVA, entraremos en una nueva crisis”, remarca.

Un mercado “atractivo”

El presidente de Marcas de Restauración remarca que, pese a las situaciones de incertidumbre, España es un mercado “muy atractivo” para la entrada de operadores extranjeros. “Prueba de ello es que aquí hay más cadenas de restaurantes internacionales que en la media de los países del entorno”, asegura.

Llamas basa ese atractivo también en el interés que ha mostrado el capital riesgo en empresas del sector al que representa. “Se fueron durante la crisis y ahora han vuelto”, señala. “Son profesionales de las finanzas y entienden que es un sector con crecimientos muy apetecibles. La restauración de marcas está de moda”, argumenta.

El directivo muestra que el sector de las cadenas de restauración es “totalmente diferente” al que había antes de 2008. “Hasta la crisis vivimos la década prodigiosa, se vendía todo”, apunta. Ahora, las empresas tiene que adaptarse a nuevos hábitos de consumo y exigencias por parte del usuario. Una de las grandes modificaciones ha sido el de los operadores de comida a domicilio. “Son una oportunidad si se aprovecha”, asegura. En cualquier caso, es un fenómeno “que ha llegado para quedarse”.