Mercado laboral

Las empresas piden jóvenes pero contratan a mayores

Varios operarios de la factoría automovilística Seat trabajan en la cadena de montaje.
Varios operarios de la factoría automovilística Seat trabajan en la cadena de montaje.

Nueve de cada diez empresas requieren en sus ofertas laborales que el candidato sea preferiblemente menor de 40 años, según el último informe anual sobre el mercado de trabajo elaborado por Infoempleo y Adecco correspondiente a 2015. En concreto, la franja de edad más demandada es la de 26 a 35 años, que concentra al 61% de las ofertas de empleo. Sin embargo, tras los procesos de selección, a quienes contratan las compañías es precisamente a los mayores de esa edad.

Así lo confirman los datos oficiales de creación de empleo durante la recuperación (2014-2016) que recoge este mismo informe. Tanto la creación neta de empleo como el aumento de horas trabajadas en este periodo se concentra prácticamente en su totalidad en mayores de 45 años, según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Esto solo se explica porque las más de 600 compañías consultadas aseguran que los dos criterios determinantes a la hora de contratar son la formación y la experiencia del candidato, pero si se les pide que elijan, el 75% se quedan con la experiencia.

Estos datos son algunos de los que incluyen la edición número 19 de este informe, que ha sido presentado hoy con el aval y la presencia de la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, y que refleja exhaustivamente el detalle de lo que está ocurriendo con el nuevo empleo que se crea, ya que se elabora con el análisis de casi 142.000 ofertas de empleo; encuestas a 8.478 candidatos y 613 a profesionales y empresas.

Según los resultados de este estudio, el panorama general del empleo ha mejorado sustancialmente el pasado año. Así, la oferta de puestos de trabajo ha pasado de crecer un 5% en 2014 a un 15,1% en 2015. Además, mientras que el pasado año el 65% de las compañías realizó algún despido el pasado año, las previsiones para 2016 es que solo una de cada diez empresas (13%) tiene previsto despedir en este ejercicio. El 63% espera mantener la plantilla o contratar nuevos trabajadores y solo el 24% no sabe qué hará.

Si bien, en este punto el informe presenta nuevamente una paradoja que se está produciendo en el mercado laboral: pesea a que solo una de cada diez empresas tiene claro que reducirá su plantilla este año, el 43% de los empleados teme perder su empleo en los próximos meses. Y uno de cada tres empleados está buscando otro puesto de trabajo.

Cuatro de cada diez ofertas laborales del pasado año estaban relacionadas con puestos comerciales, seguidos de las ofertas relacionadas con producción, que representaban el 15% del total. Este último dato refleja, según los autores del informe, que se está "recomponiendo" el tejido productivo del país tras la crisis.

El futuro: menos asalariados y más autónomos

Dicho todo esto, el optimismo de los empresarios no se extiende mucho más allá de este año. Según la mitad de las empresas consultadas en 2020 no se habrá logrado recuperar todo el empleo perdido en la crisis y, por tanto, la economía española seguirá sin llegar al máximo de 20 millones de ocupados.

Es más, el 74% de esas empresas cree que en los próximos años su plantilla se reducirá por los cambios estructurales que se están registrando en el mecado laboral; sobre todo por el cambio hacia un funcionamiento por proyectos y, por ende, al aumento de autónomos y la disminución de los asalariados.

Este aumento del empleo autónomo afectará negativamente a todos aquellos que son trabajadores por cuenta propia porque no han encontrado un empleo asalariado que, según el informe, son el 65% de este colectivo. Este porcentaje de autónomos ha dicho que dejaría su negocio propio por un empleo asalariado si tuviera oportunidad.