Distribución

Cortefiel, Geox y Versace buscan sitio en la 'vieja' Barajas

Tiendas en la T1 del aeropuerto de Barajas.
Tiendas en la T1 del aeropuerto de Barajas.

Aena ha decidido dar un lavado de cara a las terminales 1, 2 y 3 del aeropuerto de Barajas, en Madrid, a través del concurso para la adjudicación de la oferta comercial de esta parte del aeropuerto que, en 2015, recibió a casi 22 millones de pasajeros, como ya avanzó Cinco Días.

Entre las empresas que se han presentado al concurso o que han mostrado su interés por hacerlo, se encuentran algunas que todavía no tenían tienda en estas terminales. Es el caso de Décimas, Cortefiel, Kipling, Bdba, Scalpers, M’Apetit, Versace, Geox y Boggi Milano. Estas nueve marcas participarán previsiblemente en el proceso que arrancará a finales de junio, en el caso de la primera tanda, y en septiembre, la segunda.

También han mostrado su interés por renovar algunas de las compañías que ya tenían presencia en estos espacios. Es el caso de El Corte Inglés, que tiene el establecimiento más grande, Adolfo Domínguez, Hugo Boss, Uterqüe, Parfois y Longchamp, entre otros.

La compañía presentó ayer la oferta de locales disponibles en dichas terminales a partir de finales de año. En concreto son 28 establecimientos que se abren a concurso, que comenzará con la presentación de los pliegos a finales de junio.

“Esperamos que se produzca una renovación importante de la oferta comercial”, aseguró José Manuel Fernández Bosch, director de servicios comerciales y gestión inmobiliaria de Aena. Fuera del concurso quedan las tiendas de Duty Free, que están renovadas hasta 2020, y la restauración.

Aprovechar el aumento de tráfico

El directivo aseguró que “ya hay marcas potentes en las terminales”, aunque señaló que “es una oferta antigua, anterior a 2012”, por lo que confía en la entrada de nuevos operadores comerciales. “Hay oportunidades de mejora”, añadió Fernández Bosch. Los 28 establecimientos se dividen en tres segmentos: Delicatessen (dos tiendas), Prensa (seis), Actividad Abierta (veinte, divididas en dos bloques). La entrega de locales de la primera fase se hará a finales de noviembre, mientras que los de la segunda fase serán a mediados de febrero.

La compañía cotizada, que gestiona los aeropuertos españoles, busca crear una nueva imagen de las tres terminales más antiguas de Barajas. La empresa cuenta con un aumento del tráfico gracias al “crecimiento sano” que está teniendo Air Europa, que tiene su hub en dichas instalaciones. Pero también en el incremento de pasajeros de las compañías aéreas low cost, como Ryanair, Norwegian o Easy Jet, así como el auge de las aerolíneas asiáticas. “A final de año tendremos cinco veces más viajeros de esos países que antes de las navidades”, aseguró el directivo.

Paralelamente a la renovación del espacio comercial, Aena lleva un tiempo acometiendo reformas en estas terminales, más antiguas que la T4. Así, se está cambiando el suelo y remodelando los cuartos de baño. La compañía explicó que, aunque coinciden en el tiempo, son procesos independientes.

Casi un centenar marcas para 28 tiendas

Casi un centenar de operadores han mostrado su interés por estos 28 locales. José Manuel Fernández Bosch, responsable de servicios comerciales y gestión inmobiliaria de Aena, aseguró que para decidir cuáles serán las adjudicatarias, cuentan con un criterio “muy claro”, que desarrollarán en los pliegos del concurso. En primer lugar, la compañía llevará a cabo una “evaluación técnica estricta en cuanto a la calidad y el concepto de la marca”. Tras ello, se decidirán por las mejores ofertas económicas.

Las 28 tiendas que se abren ahora a concurso tienen una superficie conjunta de unos 3.300 metros cuadrados divididos en locales que oscilan entre los 22 metros cuadrados y los 430. Precisamente este último establecimiento, que actualmente ocupa El Corte Inglés, es el principal aliciente para las grandes marcas, al ser el local de mayor extensión y al estar situado a la entrada de la T1. Recientemente, en el concurso de la T4, Inditex acaparó los dos mayores locales.

La duración de los contratos será hasta el 31 de octubre de 2020, con una renta mínima asegurada anual y una renta variable sobre las ventas, según las condiciones anunciadas. La empresa no dio datos sobre cuánto espera ingresar con estos establecimientos, pero confía en repetir el canon conseguido en la adjudicación de la T4.