Emprendimiento en moda

Lolita Blu: los zapatos baratos, pero de lujo, que llevan las ‘celebrities’

El éxito de Lolita Blu se debe a la promoción realizada por sus clientas en las redes sociales

Lolita Blu: los zapatos baratos, pero de lujo, que llevan las ‘celebrities’

En la familia de Viviana Fernández (Lugo, 1980), el negocio de los zapatos siempre ha estado presente. Ella, sin embargo, decidió dar una vuelta a la empresa tradicional y adentrarse en el mundo online. Así nació Lolita Blu, una firma de venta por internet de calzado, hace ya cuatro años. El crecimiento de la compañía ha sido imparable. Si el primer mes registraban unas ventas de tres pares de zapatos diarios, hoy alcanzan los cien pedidos cada jornada.

La idea nació fruto del proyecto final que Fernández tuvo que realizar para el máster en marketing digital que estaba cursando en el IE Business School. La tarea consistía en plantear un plan de negocios, y ella confeccionó el de una plataforma de venta de zapatos por internet. El resultado fue excelente y premiado con una mención de honor; sin embargo, la emprendedora comenzó a trabajar olvidándose de este proyecto. Poco después retomó la idea y decidió “hacerla realidad”. Modificó algunos aspectos y puso en marcha Lolita Blu con su hermana melliza, María. Poco a poco fueron creciendo, incorporaron a varios trabajadores y ampliaron su gama de productos. Aunque sobresalen en los zapatos de tacón y de fiesta, también comercializan bolsos.

Un lujo por 80 euros

El precio medio de los modelos de Lolita Blu ronda los 80 euros. Para esta empresa, el “lujo es un derecho básico” y prefieren contar con poca variedad de diseños, pero poder ofrecerlos a una gama más amplia de clientes.

La empresa está ubicada en Lugo, pero encargan los zapatos a distintas fábricas valencianas. “Es más rentable trabajar con modelos existentes que presentar nuestros propios diseños”, afirma Fernández. De esta forma, cuentan con una gran variedad de modelos y reponen aquellos que mejor funcionan entre los clientes. Ahora, tras cuatro años funcionando de este modo, han decidido empezar a contactar con diseñadores para crear modelos únicos que enriquezcan más el catálogo la marca.

En 2015 facturaron 800.000 euros, el doble que el año anterior, y es que la tendencia que han seguido durante el periodo de vida de la empresa es duplicar año a año sus ingresos. Todo ello ha sido gracias a la estrategia de la marca en las redes sociales, que desde el principio gestionan entre las dos hermanas. Aunque en un primer momento no realizaron ninguna inversión en este campo, tras ver la relevancia que está adquiriendo han comenzado a destinar un presupuesto de 300 euros mensuales a la publicidad en Facebook, la más visitada de todas las redes sociales.

  • Cuando el cliente es el prescriptor

Aunque la clave del éxito de esta marca de zapatos, asegura la fundadora, reside en la promoción realizada por las propias clientas en sus perfiles de Facebook, Twitter o Instagram. A ello hay que añadir el hecho de que varias celebrities, como Eugenia Silvia, Malena Costa, Mar Flores o Carmen Lomana, entre otras, se hayan interesado por la marca, sin olvidar la buena publicidad que propició el hecho de que la reina Letizia adquiriera dos de los bolsos de la firma.

Por el momento, Lolita Blu vende principalmente en España y Portugal, pero no descartan ampliar la presencia que ya tienen en otros países de Europa en un futuro, e incluso abrir una tienda física. La inversión que supondría inaugurar un local, sin embargo, no se puede comparar con los gastos que entraña la venta online. Gracias precisamente al modelo de negocio digital, han podido ser rentables prácticamente desde su inicio.

Ahora, sin embargo, se enfrenta a un bache que podría repercutir en su imagen.Hace una semana tuvieron que retirar de la venta tres de sus modelos a petición de la firma de zapatos también española Manolo Blahnik, que les acusa de vulnerar sus derechos de propiedad intelectual por plagio. De no haberlo hecho, Lolita Blu habría tenido que afrontar una demanda.