¿Qué hago si me roban el móvil?

¿Qué hago si me roban el móvil?

Como si de un DNI se tratase, cada teléfono inteligente y tableta está identificado con una numeración única, que se llama IMEI. Este número es necesario conocerlo para poder identificar el dispositivo, y actuar en consecuencia si nos lo roban o lo perdemos. Podemos visualizarlo desde los Ajustes, en la sección de Información del dispositivo, o bien accediendo al teclado de marcación y pulsando *#06#. Esta es una de las primera medidas de prevención que hay que tomar, pero hay otras igual de importantes, y también hay otra serie de medias a tener en cuenta cuando ya nos han robado el terminal.

Qué hacer con nuestro dispositivo para prevenir el robo de información y del propio equipo

Lo primero que debemos hacer, como comentábamos, es tener apuntado el IMEI de nuestro terminal, que posteriormente podríamos necesitarlo para formular una denuncia de robo. Pero no es la única medida de prevención, sino también mantener al máximo en la medida de lo posible su seguridad, y para ello es fundamental establecer una contraseña, PIN, patrón o huella dactilar como sistema de desbloqueo. De esta forma se evita que, en caso de robo, quien tenga el terminal en su poder pueda hacer uso del mismo, o sencillamente acceder a la información que teníamos nosotros almacenada dentro de la memoria interna.

Otro punto importante es hacer copias de seguridad regulares de la información que almacenamos. Esto se puede hacer en un medio local alternativo, como es el propio ordenador, o bien en la nube con servicios como Dropbox, OneDrive de Microsoft o Drive de Google. De esta forma, en caso de que nos roben el dispositivo podremos seguir accediendo a la información que allí estaba almacenada, como son las fotografías y vídeos, los documentos de texto o los propios números de teléfono de nuestra agenda de contactos.

Y por otra parte, siempre es recomendable hacer uso de las aplicaciones de localización remota del terminal que incorporan tanto Apple como Google, ya sea 'Buscar mi iPhone' y su similar en Android, o bien aplicaciones alternativas dedicadas a la seguridad que nos podrán ayudar a encontrar el terminal en caso de que lo hayamos perdido. Además, también nos podría servir como información adicional a la hora de hacer la denuncia de robo del dispositivo.

¿Qué hago si me roban el móvil?

Qué hacer si te han robado un teléfono inteligente o una tableta

Antes de nada, y para evitar posibles gastos no permitidos, es fundamental llamar a nuestro proveedor de servicios móviles -el operador- e informar sobre lo ocurrido. De esta forma, aportando el nombre y DNI del titular del contrato de servicios móviles, se procederá a la cancelación de la tarjeta SIM que estuviera insertada en el dispositivo, y podremos solicitar un duplicado nuevo para utilizarlo en el dispositivo que vayamos a usar. Antes de esto, también hay quien recomienda llamar a nuestro propio número para comprobar que ha sido un robo, o bien si alguien lo ha encontrado y está en disposición de devolverlo a su propietario, nosotros.

Con los datos que tenemos si hemos seguido los pasos anteriores, en la Guardia Civil o Policía denunciaremos el robo aportando datos como las últimas localizaciones registradas con 'Buscar mi iPhone' o el 'Administrador de Dispositivos' y aportando además el identificador único, el IMEI. Con esta información es mucho más sencillo 'seguir la pista' del terminal y conseguir su recuperación, aunque también habrá que aportar más información sobre los hechos, en caso de que haya sido un robo. Una vez hemos hecho esto, si nuestro dispositivo lo permite y tenemos una copia de seguridad, se recomienda borrar de forma remota todos los contenidos del mismo, siempre y cuando esto no suponga desbloquear la seguridad para su utilización. Sin embargo, si lo han apagado será imposible utilizar esta función remota, así como las funciones de localización aprovechando el GPS que llevan integrado.

Una vez se ha denunciado el robo, entonces sí podemos contactar con nuestro seguro del propio teléfono inteligente, o el del hogar en caso de que cubra este tipo de problemas, y aportando los datos de la denuncia proceder según nos sugieran. En muchos casos sólo se contempla el robo con violencia en la póliza del seguro, aunque en otros también se contempla el hurto e incluso la pérdida. No obstante, depende de la póliza contratada y de las condiciones de la aseguradora.

Normas