El Foco

La hora de invertir en Bangladesh

Los inversores extranjeros se benefician de ‘vacaciones fiscales’ durante varios años

La hora de invertir en Bangladesh

Bangladesh es un sistema de Gobierno democrático moderado, laico y liberal con inmensos potenciales. Se ha ganado una reputación mundial en la reducción de la pobreza, la escolarización primaria, la promoción de la mujer, la planificación familiar e infantil, la tasa de mortalidad de menores de cinco años, la reducción de la mortalidad materna y de la magnitud de las enfermedades transmisibles, así como la inmunización infantil de manera significativa. Bangladesh también ha dejado su huella en la seguridad alimentaria integral a pesar de la recesión económica mundial. Pero su mayor logro es, sin duda, su ascenso de país de renta baja a país de renta media-baja, según la clasificación del Banco Mundial.

Este Estado ha sido capaz de mantener un crecimiento sostenido del PIB de más del 6% en la última década debido a sus sólidos fundamentos macroeconómicos y a una gestión fiscal prudente. En los últimos tiempos, ha logrado un crecimiento económico del 7,05% por primera vez. Su ingreso per cápita actual es de 1.466 dólares. Las reservas de divisas de 29.000 millones de dólares le colocaron muy cerca de la India entre los países del sur de Asia. Las remesas llegaron a 15.310 millones en el año fiscal 2014-2015. En consecuencia, Bangladesh es reconocido mundialmente como un modelo de desarrollo.

El país ha sido capaz de mantener un crecimiento sostenido del PIB de más del 6% en la última década

Los bancos globales y las instituciones multinacionales son muy optimistas sobre las perspectivas de inversión brillantes del país. De acuerdo con IHS, una compañía global de información con sede en EE UU, Bangladesh se coloca entre los 10 primeros países en inversión extranjera directa de Asia Pacífico. El Banco Mundial lo sitúa en el puesto 17 de la protección del inversor. Goldman Sachs identifica al país como una de las economías emergentes de los Next 11, junto con los BRIC, por su inversión y el crecimiento futuro prometedor. JP Morgan Chase & Co. lo reconoce como uno de los mercados Frontier 5, junto con Kazajistán, Kenia, Nigeria y Vietnam. Standard & Poor’s, así como Moody’s, lo han clasificado como segundo país en el sur de Asia en solvencia crediticia, solamente por detrás de la India, .

“Bangladesh tiene grandes ambiciones que ofrecen grandes oportunidades en la energía, el transporte y los sectores ambientales para las mejores empresas internacionales. En esas mismas áreas, las compañías españolas ofrecen las tecnologías más modernas, experiencia a nivel mundial y la capacidad de localización como ningún otro. Por lo tanto, es natural que esta asociación multilateral deba contribuir decisivamente a llevar la cooperación bilateral a un nivel superior”. Isaac Martín Barbero, jefe de la Delegación y director general de Comercio e Inversiones España (ICEX) hizo esta observación en el primer encuentro multilateral entre Bangladesh y España celebrado en octubre de 2015 en Dhaka. Esto permitió a las empresas españolas más avanzadas tecnológicamente en materia de energía, medio ambiente e infraestructuras explorar nuevas oportunidades de negocio e inversión en el Estado asiático. Asimismo, las empresas de Bangladesh han tenido una oportunidad única para interactuar con las principales compañías españolas de renombre mundial en los mismos ámbitos. Este evento ha mejorado las ya de por sí brillantes relaciones bilaterales entre ambos países.

En la actualidad, las compañías españolas Isolux Corsán, TSK y Técnicas Reunidas están desarrollando varias plantas eléctricas de ciclos simples y combinados financiados por el Gobierno de Bangladesh y las instituciones internacionales. Otras empresas, como Duro Felguera, Abeinsa y OHL, también han mostrado su entusiasmo en la construcción de plantas de energía en este país. La joint venture COBRA-Tedagua (grupo ACS) también tiene un contrato de agua y saneamiento en Mirpur. Cementos Molins ha establecido una fábrica de cemento en Bangladesh, en colaboración con la empresa francesa Lafarge Surma Cement. Además, España tiene una amplia presencia en los sectores de la confección, desarrollo de infraestructuras, el turismo y los ferrocarriles del país.

Las firmas españolas más avanzadas en energía, medio ambiente e infraestructuras ya se han interesado en la zona”

Bangladesh ofrece uno de los ambientes más amigables y liberales para la inversión extranjera en el sur de Asia. Cuenta con una posición geoestratégica única cerca de la India, China y la región de Asean (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático). También tiene un mercado doméstico de rápido crecimiento, con aproximadamente 165 millones de personas en el grupo de edad de 25 años. Posee trabajadores dinámicos, fácilmente formables y adecuados para cualquier industria intensiva en mano de obra. La mayoría de los productos del país disfrutan del acceso libre de cuotas a la Unión Europea, Japón, EE UU, Australia y otros países desarrollados. Los costes laborales y de la tierra son, quizás, los más bajos en Asia y los precios de la energía son muy competitivos en la región.

Los intereses de los inversores extranjeros están bien protegidos por la Ley de Inversión Privada Extranjera, 1980 (Promoción y Protección) y los acuerdos bilaterales entre Bangladesh y otros 28 países. Ello incluye vacaciones fiscales durante varios años, el acceso libre de aranceles para la importación de bienes de equipo, la propiedad extranjera del 100% con la política de salida sin restricciones, el 100% de la repatriación de beneficios, la reinversión de beneficios o dividendos como IED (inversión extranjera directa), visa múltiple, el permiso de trabajo a los ejecutivos extranjeros, permisos de residencia permanentes al invertir 75.000 dólares y la ciudadanía al invertir 500.000. Además, dispone de una protección adecuada de los derechos de propiedad intelectual, tasas reducidas a la importación de maquinaria y subsidios a la exportación. Para las industrias orientadas a la exportación, la importación libre de impuestos de maquinaria y repuestos, almacenes de mercancías en régimen de depósito y de hasta el 90% de préstamo bancario contra carta de crédito.

En los últimos tiempos, se han establecido 30 nuevas zonas económicas para atraer más inversiones extranjeras. Una zona económica especial se ha asignado exclusivamente a inversores españoles. La política industrial de Bangladesh ofrece incentivos fiscales especiales en la agricultura, el procesamiento de alimentos, la construcción naval, las energías renovables, el turismo, las TIC, la confección, los productos farmacéuticos y sector de la cerámica. Por todo ello, España puede explotar fácilmente todas las potencialidades de inversión en este Estado.

Mohammad Navid Safiullah es consejero comercial de la Embajada de Bangladesh en Madrid.