_
_
_
_
Alianza estratégica

Ebioss y Energy China se alían en el negocio de la gasificación

Ceremonia de la firma del contrato en las oficinas de Enrgy China
Ceremonia de la firma del contrato en las oficinas de Enrgy China

Con China cerramos el círculo que nos faltaba”. Así de contundente responde el presidente de Ebioss, Óscar Leiva, cuando se le pregunta sobre la alianza que ha firmado con el gigante estatal Energy China.

Un contrato de colaboración estratégica en el que ambas empresas van a construir de forma conjunta, tanto en Reino Unido como en Asia, proyectos de plantas de gasificación de residuos con un montante que asciende a 258 millones de euros en el que “Ebioss suministra la tecnología necesaria para la gasificación de residuos y la compañía oriental aporta además de su experiencia, su capacidad financiera”.

En el acuerdo pactado, la multinacional China, que ocupa el número 15 en el ranking mundial de constructoras, será la responsable de obtener el 75% del dinero necesario para los proyectos, además de aportar el 50% del capital en cada inversión.

Ambas partes han estructurado equipos de trabajo conjunto en el que realizarán un análisis de cada proyecto y ejecutarán cada uno de los mismos solo en caso de que haya un acuerdo mutuo.

Con esta operación, Ebioss consigue reforzar su tecnología propia para la producción energética de electricidad y agua caliente a partir de la gasificación de residuos, que permite además ahorrar una tonelada de dióxido por cada megawatio producid.

La multinacional que opera principalmente en Europa, cree que esta alianza “es el catalizador que necesita la compañía” para poder penetrar en el continente asiático.“Un mercado con un gran futuro a corto plazo y con un gran problema medioambiental”.

De esta forma, el grupo con sede en Sofía (Bulgaria) desembarca con optimismo en este continente, después de que se haya cuestionado la solidez de la compañía, con unas acciones que cotizan lejos de sus máximos de cuatro euros. En concreto, los títulos de Ebioss se anotan a cierre de la sesión una subida del 8,73% hasta situarse en 1,37 euros, “El tiempo pone a cada uno en su sitio y espero que nos ponga donde tenemos que estar”, constata Leiva, a la par que no descarta cotizar en otros mercados alternativos como el de París o Londres de cara al corto plazo.

Cuando se le pregunta por una tercera ampliación de capital, el presidente de la compañía contesta tímidamente: “Probablemente sí”.

Por ahora, la estrategia empresarial se encuentra enfocada a establecer relaciones tanto a corto como a largo plazo. Objetivo que desde la dirección saben que ‘La Fábrica del Mundo’ puede facilitarle a Ebioss.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_