Regulación de empleo

Ausbanc despedirá a su plantilla y cerrará sus oficinas el 31 de mayo

El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda.
El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda. EFE

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) cerrará sus oficinas el próximo 31 de mayo, día en el que espera despedir a sus trabajadores, que crearán una 'comisión ad hoc' para afrontar su situación.

En un correo electrónico, al que ha tenido acceso Europa Press, la plantilla de Ausbanc reclama “calma y paciencia” en el proceso que están viviendo, después de que su presidente, Luis Pineda, fuera enviado a prisión y los fondos de la asociación quedaran inmovilizados en el marco de la causa abierta por presuntos delitos de extorsión.

“Claro está que el Fogasa puede ser una de las opciones ante la que nos encontremos en este proceso, tenemos que ser conscientes de ello, pero antes de llegar ahí, tenemos que dar otros pasos importantes para intentar conseguir las mejores condiciones para todos”, refleja la comunicación.

Pineda, que declarará a petición propia el próximo 1 de junio, comunicó al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz su decisión de “convocar una asamblea y disolver Ausbanc de forma ordenada, urgente y con los menores perjuicios posibles”, en una carta que le envió el 3 de mayo desde la cárcel de Estremera (Madrid).

Los casi 200 empleados de Ausbanc que trabajan en toda España mostraron su “consternación” tras la operación y solicitaron el desbloqueo de los fondos de las cuentas embargadas para que puedan hacerse efectivos los salarios y los gastos “imprescindibles” para poder continuar con su labor profesional.

Alrededor de dos centenares de personas trabajan para los servicios centrales y las más de 25 delegaciones que Ausbanc tiene en toda España, realizando funciones de contabilidad, servicios jurídicos, redacción, publicidad, comunicación, asociados, distribución o recepción.